Calcena La Cara Oculta del Moncayo

Calcena. La Cara Oculta del Moncayo

Calcena, conocida como la Cara Oculta del Moncayo, es una villa de 50 habitantes que dista 100 Km. de Zaragoza y 22 Km. de Illueca, cabecera de la Comarca del Aranda. Según la tradición, la procedencia del topónimo de Calcena (Calicis coenae) deriva de la presencia del Santo Grial en la villa, por esto forma parte de su escudo. Rodeada de montañas se sitúa en el Parque natural del Moncayo, en la vertiente sur del Somontano del Moncayo a 836 m. de altura, en el valle del río Isuela. El casco urbano, al que se accede bajo la capilla de la Virgen de la Nieves, es pintoresco y laberíntico denotando su origen musulmán, se encarama desde la orilla izquierda de dicho río hacia las cumbres de San José y Santa Bárbara. La huerta ocupa la parte baja del valle.

Las malas comunicaciones han permitido conservar el sabor tradicional del casco urbano y la belleza de su entorno natural. Un paraje espectacular esperando ser descubierto por escaladores, senderistas, ciclistas, espeleólogos... Calcena es conocida por la Calcenada, una prueba deportiva organizada por la Asociacion deportiva Amigos de la villa de Calcena, pudiendo ser realizada andando, corriendo, en BTT o a caballo.

Desde el Albergue municipal de Calcena se puede acceder a la escuela de escalada de Calcena, una de las más grandes de Aragón, con más de 300 vías equipadas.

En 1991 se constituyó, sin ánimo de lucro, la Asociación Cultural Amigos de la Villa de Calcena para el desarrollo de todas aquellas actividades culturales y deportivas que potencien la cultura y el deporte en Calcena.

Inventario artístico: En la parte alta se pueden encontrar restos de un antiguo castillo.

La Colegiata de Nuestra Señora de los Reyes, con mezcla de románico, plateresco, barroco, renacentista y churrigueresco. La portada es románica, siendo uno de los escasos ejemplos del románico al sur del Ebro. Tiene, además, una torre mudéjar cuadrangular rematada en una brillante cúpula.

Además, en el término hay cuatro ermitas: la de la Virgen, en ruinas; la de San José, la de San Roque y la de San Cristóbal, conocida popularmente como "el Santo".

Se han encontrado restos de los primeros pobladores en la Cueva Honda, junto a fragmentos de cerámica campaniforme. Otras cuevas visitables son la cueva Hermosa y cueva Ajo y agua.

Existen también noticias de asentamientos romanos, dedicados a la explotación de las minas de plata hoy dia abandonadas situadas en el barranco de Valdeplata.

 

Usa nuestro buscador para consultar mas información sobre este tema en nuestra web

Asociación Cultural "Amigos de la Villa de Calcena"