Pagina de inicio de Calcena

El Eco del Isuela nº 10

página 11

1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12

 

CALCENA EN LOS EPISODIOS

NACIONALES (comienza en el eco 9 página 9)

 

 

Cuando Benito Pérez Galdós escribió los Episodios Nacionales es de suponer que se documentaría sobre los hechos que acontecieron en cada lugar. Por ello, creemos de interés reproducir un extracto del capítulo referido a Calcena, pues entre aventura y aventura nos describe como quedó el pueblo, justificando quizás la fisonomía actual y hechos como el que se destruyera parte del Archivo Parroquial.

 

- Este pueblo dió raciones a los franceses y no nos las quería dar a nosotros. Los calceneros son afrancesados.

- Eres una "jiena" salvaje, Trijueque -dijo cada vez más colérico-. por ti nos aborrecen en los pueblos, y concluirán por alegrarse cuando entren los franceses.

- He fusilado a unos cuantos pillos afrancesados -replicó mosén Antón-. También hice mal, ¿no es verdad? Si éste clérigo no puede hacer nada bueno, Juan Martín, fusílame por haber ganado una batalla sin tu consentimiento...Es mucha desobediencia la mía...Soy un pícaro... Pon un oficio a Cádiz diciendo que mosén Antón está bueno para furriel y nada más.

- ¡Silencio! -exclamo de súbito con exaltado coraje el Empecinado, sin fuerzas ya para conservar la serenidad ante la insolencia de su subalterno. y sacando el sable con amenazadora resolución, amenazó a Trijueque repitiendo: como me faltes al respeto, yo no andaré con pamplinas ni gatuperios de oficios y órdenes, sino que te rompo a puñetazos esa cara de caballo...¿estás?... Vamos, cada uno a su puesto. Se acabaron los fusilamientos. Celebremos la batalla con una merienda, si hay de qué, ,y aquí no manda nadie más que yo, nadie más que yo.

Salió de la estancia mosén Antón cuando ya empezaba a oscurecer.

   

página anterior                                                                  continúa en la página siguiente