Pagina de inicio de Calcena

El Eco del Isuela nº 11

página 6

1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12

 

 

Así se infesta el hombre

Nosotros nos vamos a infestar al consumir carne de cerdo o jabalí infestado, y sólo sabremos si lo está cuando después de muerto el animal, el veterinario examine la carne y nos lo confirme. Aunque hay otros métodos, el mas utilizado es un aparato denominado triquinoscopio, mediente el cual las larvas parasitarias se observan entre las fibras musculares del animal. Para su exámen debe de disponerse de unos trozos de músculo, de lugares determinados (principalmente el diafragma, debajo de la mandíbula y la lengua) y que vulgarmente se llaman "LAS MUESTRAS".

Una vez estudiadas, el veterinario nos dirá su diagnóstico que puede ser:

- positivo: sólo con que aparezca una sola larva del parásito, el animal habrá de ser destruído, porque su carne no es apta para el consumo.

- negativo: no se observa ni una sola larva del parásito y el animal puede ser consumido.

Si una persona se infesta pueden ocurrir dos cosas:

1.- A los dos días aproximadamente de comer la carne, aparecen dolores de estómago, vómitos, nauseas, dolores musculares, sudor frío y puede sobrevenir la muerte.

2.- Si no muere, se cronifica la enfermedad quedándole dolores musculares durante toda su vida.

¿Cuando sucede una cosa y cuando otra?. Depende de varios factores que no voy a comentar, pero sí uno porque es curioso: si se ingieren bebidas alcohólicas a la vez que se come la carne (por ejemplo en una merienda o en una cena) la gravedad de la enfermedad es menor. La explicación es sencilla. Se debe a que el alcohol relaja los músculos intestinales y los parásitos no se pueden fijar en el intestino, siendo expulsados al defecar.

En los animales jóvenes (lechones, jabatos, potros) el riesgo de que produzcan triquinelosis es casi nulo, porque la larva necesita un tiempo desde que penetra en el animal, hasta que, en caso de ser ingerida por el hombre, pueda causar enfermedad. Afortunadamente, este período de tiempo es superior a la edad en que se suelen matar los lechones. Depende de la edad del animal: a más edad, de más riesgo de estar infestado.

 

Alberto

 

..................................................

 

En la última página de este ejemplar disponéis de una pequeña guía para visitar, capilla a capilla, nuestra Iglesia Parroquial. Hacedlo y seguro que disfrutaréis.

 

..................................................

 

SI ESTE AÑO HABÉIS COLOCADO EL ÁRBOL DE NAVIDAD Y TIENE TODAVÍA TIENE RAÍCES, PODÉIS PLANTARLO EN EL PUEBLO, QUIZÁS DENTRO DEL CASCO URBANO. EL PUEBLO SE EMBELLECERÁ Y SEGUIRÉIS CUIDANDO VUESTRO ABETO.

     

página anterior                                                                                        página siguiente