Pagina de inicio de Calcena

El Eco del Isuela nº 12

pagina 14

1 2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15 16

 

Somos nosotros, los que vamos los fines de semana, los que cogemos todo lo que hay y, si se puede, lo que ha de salir durante la semana, arañando, escarbando, ...

Por ello pienso que esta ley la debemos de respetar e invitar a los demás a que la respeten, con el fin de que cada año tengamos los pinares limpios e intactos.

 

Vicente Lapuente - Pedro Vicente Ruiz

 

Para el año 1995, la DGA había dictado las siguientes normas destinadas a proteger los montes de setas:

1.- no se podían coger para consumo personal más de cinco kilos.

2.- el recipiente debía permitir la aireación y que caigan esporas de las setas cortadas.

3.- no se permitía el uso de rastrillos y sólo cuchillo.

4.- no era posible coger setas muy pequeñas y las estropeadas debían ser dejadas en su sitio para permitir la germinación de nuevas esporas.

5.- no se permitía la recogida desde una hora antes de ponerse el sol, hasta una después de salir.

 

 

*******************

 

 

*****EN LOS ÚLTIMOS TIEMPOS SON MUCHOS LOS LIBROS DE SENDERISMO QUE ESTÁN SIENDO PUBLICADOS, INCLUÍDOS SENDEROS DE PEQUEÑO Y GRAN RECORRIDO DE CALCENA. EN LOS PRÓXIMOS NÚMEROS OS DAREMOS A CONOCER UNA SERIE DE RUTAS DESCRITAS POR JESÚS LÓPEZ PÉREZ, CON LA CARACTERÍSTICA DE QUE EL AUTOR LAS HA VIVIDO DESDE PEQUEÑO.******

   

VACACIONES EN CALCENA

 

RUTA Nº 1.

 

Salimos del pueblo por la carretera de Purujosa, hasta el empalme de Oseja. Tomamos esta carretera cruzando el puente de San Roque y a unos 80 m. vemos a la derecha la subida a la Plana, que el año 1934 descubrieron, al hacer una travesura de chicos, Santiago Lapuente de 11 años, y que actualmente vive en Escoriaza (Guipuzcoa), y Jesús López de 10 años, que vive en Zaragoza. Como testigo, Tadeo Torrubia de 10 años que vive en Zaragoza y en Calcena, según le conviene y le permite la climatología.

 

Caminamos otros 80 m y a la izquierda tenemos la Peña del Salero, junto a la carretera. Conforme estamos viendo el salero, alzamos la vista hacia las rocas y vemos en la misma roca y al pié de la misma, el Puente del Buho y el cortado de las Peñas de Cabo.

 

Más adelante está la Cueva Honda, al pié de la roca y perpendicular al Puente de la Escarihuela. Desde éste la ascensión dura unos 20 minutos.

 

Seguimos la carretera pasando por los corrales de Las Carreras, hasta llegar al Alto de la Crucija. Aquí giramos a la izquierda por la pista que nos conduce en 30 minutos a San Cristobal.

 

En esta ermita descansamos y podemos disfrutar del extraordinario paisaje el tiempo que queramos, porque la ruta ya está vencida.

 

Si miramos hacia el pueblo, divisamos la Cuesta del Santo con su Fuente Espadas y la Tejera, con su fuente también. Estas fuentes, bien buscadas y unidas, serían suficientes para suministrar, muy bien, agua al vecindario del pueblo durante los meses de Septiembre a Junio, con el consiguiente ahorro de energía.

 

Un poco más a la izquierda, están las Planillas desde donde, sin arriesgar, se ven las buitreras de las Peñas de Cabo. A la derecha vemos el Solano del Covacho, corral del albañil o de Victorio (según los planos) con el alto del Pedregoso por donde iremos a parar en esta ruta.

 

Hacia la parte de encima del pueblo está el cabezo de Santa Bárbara, a la izquierda el cabezo del Romeral, San José y Peña Redonda y más al fondo Peñas Albas, cabezo de la Loma y de los Cerros, finalizando la vista con  el Alto de la Tonda, Castillos de Herrera y Peñas de Herrera, en el término de Purujosa.

 

Una vez recuperados de la subida al Santo, seguimos cumbre adelante, pasando por los sesteros de la Peña de la Tejera hasta llegar a a la Peña del Collado Royo. Desde ésta se divisa todo

 

página anterior                                                                   continúa en la página siguiente