Pagina de inicio de Calcena

El Eco del Isuela nº 12

página 8

1 2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15 16

 

Estoy satisfecha porque mi origen sigue estando vivo y pienso que mis padres se sentirían dichosos si pudieran ver el cambio que ha experimentado el hogar que ellos formaron, en el que nacimos, crecimos y sus paredes fueron testigos de habernos entregado todo su amor y sus desvelos, a mí, la pequeña de la familia y al resto de mis hermanos.

Durante dos meses y medio en el año 1.994 hicimos la reforma  en el interior  de la casa y ahora en primavera-verano continuaremos con las fachadas, saneamiento de cuadras y terraza.   Al lado de la puerta de entrada habrá una placa con letras de cerámica que ponga "CASA ARCADIO" en homenaje a mi progenitor.

Por  último querría  contar una anécdota que me contó un día un hijo de Calcena, que le ocurrió a él en su centro de trabajo:

"Estaba trabajando en su empresa, y por megafonía dijeron su nombre para que acudiera a la enfermería.  Por el camino iba pensando para que me llamará a mi este hombre. Cuando llego a la enfermería el médico le dijo pase y siéntese que quiero hacerle unas preguntas.  Habían estado haciendo un estudio en la empresa de las bajas laborales que se producían en el trabajo, y habían observado que él nunca había cogido ninguna baja.  Le preguntaron ¿Qué hace Usted los fines de semana?  él contestó, irme a mi pueblo.  El médico le interrogo ¿Qué pueblo es?  él contestó: va doctor no lo conocerá, es un pueblo muy malico que esta cerca del Moncayo, Calcena. El médico le dijo: por muy malico que sea su pueblo continué desplazándose a él los fines de semana, que a usted  bien que le sienta su clima y respirar su aire".

Con esta anécdota quiero decir que por muy malico que sea nuestro pueblo continuemos, manteniéndolo vivo, tiene muchos valores por los que merece la pena que no lo dejemos morir, que no se derrumbe ninguna casa más, que se sigan restaurando casas e incluso construyendo alguna nueva, que seamos cuidadosos y respetuosos con su entorno, será nuestro refugio dónde pasar nuestras horas de ocio.

Invertir en restaurar una casa en nuestro pueblo es invertir en nosotros mismos, en nuestra familia, nuestra salud, nuestra tranquilidad y conservar nuestras raíces.

 

MI APUESTA ES CLARA, POR MUY "MALICO" QUE SEA NUESTRO PUEBLO,

MERECE LA PENA INVERTIR EN ÉL. INVERTIREMOS EN SU / NUESTRO FUTURO.

                                        Mª Teresa Modrego Oro.

 

&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&

 

BASURA, BASURA, BASURA ,BASURA, BASURA ¿TIENE  SOLUCIÓN?

 

Antes, poco había y poco sobraba. Actualmente, es grande la cantidad de basura que se genera y además difícil de eliminar (plásticos, latas, cristales, electrodomésticos, ...). La recogida y tratamiento de resíduos es cara y Calcena, sin grandes ingresos, está lejos de tener solucionado el problema. Los actuales basureros, además de afear el paisaje, son insanos y un comedero de ratas, alimañas y de perros. Hasta donde sabemos, el Ayuntamiento ha intentado solucionar el problema negociando con la mancomunidad del río Aranda, pero a esos pueblos "ricos", no les interesa cargar con los "pobres" del río Isuela. Otras alternativas no eran viables economicamente. Tampoco nosotros ayudamos, pues además de restos de comida, arrojamos otros que con seguridad nunca desaparecerán, ni se quemarán (latas, chatarra, plásticos, ...).

 

Busquemos soluciones. Cuando más basuras se crean es, probablemente, en verano cuando se acude al pueblo desde Zaragoza, País Vasco, Cataluña,... Una de las posibilidades es que los restos de comida los arrojemos al basurero, pero lo demás nos lo llevemos fuera, a nuestra ciudad. Parece una tontería, pero algo ayudaría. Otra posibilidad es que, como "en todas partes", el Ayuntamiento se ocupe de la recogida y "tratamiento" de las basuras, al menos en los meses de verano. Como "en todas partes" eso cuesta dinero y habría que rascarse, un poco, el bolsillo ("con perricas, caramelicos"). Quizás no todos estén de acuerdo con esto (seguro), pero sería una regular solución a corto plazo y además se crearía un puesto de trabajo.

La resolución de este problema no se puede demorar por mucho tiempo.

                                                                                    

Fernando Ruiz

 

página anterior                                                                                        página siguiente