Pagina de inicio de Calcena

El Eco del Isuela nº 13

página 14

1 2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15 16

 

Gracias a Fernando y a toda la Comisión Cultural, a la Comisión de Fiestas, al Ayuntamiento y ¡como no! A los Manolo Ainaga -padre e hijo- cuya mano hemos visto en TVE Aragón, demostrando con ello que no han olvidado sus "raíces". Gracias también a la corresponsal de Morés, Sta, Serrano.

   Un cordial saludo a todos.

 

                                                              Severino Sebastián

 

 

LA MALA SUEGRA

Cuento Aragonés

 

En una casa vivía un matrimonio y la suegra, que era "muchismo mala" y no quería a su nuera.

No mas quería que el hijo pegara a la mujer y le decía:

- Pero madre ¿cómo quieres que le pegue si no me da motivos?.

- Pues tú pégale.

Y para pegarle empezó a hacer cosas raras intentando enfadar a la mujer y así poderle pegar.

Un día va al campo y trae la leña cargada en el burro y lo entra en casa de culo, pasando con mucha dificultad por la puerta.

Pero la mujer, en vez de enfadarse le dijo:

- Has hecho bien, bastante ha entrado de cara..., ahora que entre de culo.

Como no se enfadó, al otro día le echó el gato a la tinaja de agua. Y la mujer dijo:

- Pues hijo, has hecho bien puesto que tenía que cambiar el agua y así la "cambeo". Y no se enfadó.

Al día siguiente le tiró todos los cacharros del aparador y le dijo:

- Pues hijo, has hecho bien. Ya los tenía viejos y así me compraré nuevos.

No se enfadaba por nada. Y tanto era así que le preguntó la mujer al marido:

- ¡Chico!, ¿porqué me haces esas cosas?.

- Pues mira hija, que me dice mi madre que te pegue una paliza y como no me das motivos, no te la puedo pegar.

Entonces ella le contesta:

- Mira, vamos a hacer una cosa: me pones la albarda del burro por encima y entonces me pegas la paliza. El marido le pegaba y ella se quejaba.

- ¿No me pegues más!, ¡ay!, ¡ay!, ¿porque me pegas?, ¡ay!, ¡ay!.

Y la suegra, escuchando en la puerta de la habitación, le decía: ¡mátala!, ¡mátala!, ¡mátala!.

Entonces la nuera salió de la albarda, abrió la puerta y cogió a la vieja por los pelos y la tiró por las escaleras abajo. Casi la mata. Le hizo mucho daño.

Llaman al cura porque estaba muy mal y el cura le pregunta: ¿qué le pasa?. Y la vieja le contesta:

- rtttzze, calera arriba zzccz, calera abajo.

Pero como no entendía nada, ya que la vieja se había roto los dientes, le pregunta a la nuera:

- ¿Qué dice?.

Y la nuera le contesta,

- ¿Sabe lo que dice?, que nos deja todo, todo de arriba, abajo.

Y, cuentico "cuentao por la chaminera al tejau".

 

Elisa Marco

 

 

    

página anterior                                                                                         página siguiente