Pagina de inicio de Calcena

El Eco del Isuela nº 13

página 4

1 2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15 16

 

Sabemos mucho de las costumbres de los griegos, de los romanos, de los árabes, pero ¿y de los íberos?; casi nada porque no lo escribieron o lo poco que queda no lo entendemos. Si queremos que las generaciones futuras sepan lo que fue nuestro pueblo en el pasado y en el momento actual es muy importante que quede reflejado de algún modo. Humildemente, esa es una de las intenciones del boletín. Por ello, os pedimos que trasladéis vuestros recuerdos al papel y remitáis vuestras colaboraciones a: Fernando Ruiz Laiglesia. C/ Duquesa de Villahermosa, 159, 1º B. Zaragoza. 50009. Todas irán saliendo en los próximos números. "El Eco del Isuela" se guarda, para el futuro, en vuestras casas, en la Biblioteca de Aragón y en las de los Centros de Estudios Borjanos y Turiasonenses.

 

**********************

 

 

A VUELTAS CON EL TENDIDO ELÉCTRICO

 

   Una de las muchas cosas bonitas que tiene nuestro pueblo es contemplar el majestuoso vuelo de los buitres que probablemente estaban mucho antes que nosotros y con los que a veces no nos portamos bien. Ejemplo de ello es el tendido eléctrico de las Peñas de Cabo, modificado hace unos años, pero que no ha resuelto el problema de las muertes provocadas por el mismo en la colonia de buitres leonados. Los cables del tendido eléctrico atraviesan un cortado donde se interponen en la trayectoria que siguen los buitres para posarse en los nidos. La invisibilidad de los cables conductores, los fuertes vientos y la difícil maniobrabilidad de estas aves hace inevitable la colisión, su muerte o la fractura de los huesos de sus alas, siendo posteriormente devorados por otros carroñeros.

   Tras las presiones realizadas por la Asociación Naturalista de Aragón (ANSAR), Eléctricas modificó el tendido en 1993, aunque sin contar con la opinión de las organizaciones ecologistas. Se pusieron dos postes metálicos y cables más gruesos, más horizontales y con espirales salvapájaros. Con ello se aumentó la visibilidad y en el collado no se han detectado nuevos cadáveres. Pero ahora resulta que el punto negro se ha trasladado al poste metálico colocado sobre las peñas. En Enero de 1996, la Asociación Naturalista ANSAR realizó una recogida minuciosa de los huesos determinando la muerte por colisión de, al menos, otros 15 buitres leonados desde 1993. La causa de las nuevas colisiones es la exposición del actual tendido en un tramo de tan sólo 20 m., situado en la cima de la peña, a más altura y más enmedio de la trayectoria de los buitres que antes. Además, la inexistencia de espirales salvapájaros en este punto lo convierte en una nueva trampa mortal. Dado que por lo menos han muerto 30 buitres en las Peñas de Cabo, este tendido es uno de los de mayor impacto sobre las aves en todo el país y, sin duda, de Aragón. ANSAR se ha dirigido a la DGA y a ERZ solicitando una solución definitiva al problema. Ha sugerido vías alternativas para el trazado, recomendando una que iría por la plana. La Asociación Cultural también ha solicitado a las dos entidades la solución del problema.

Este artículo es un resumen del "Informe sobre el tendido eléctrico de Calcena", realizado por la Asociación Naturalista de Aragón (ANSAR).

 

     

página anterior                                                                                         página siguiente