Pagina de inicio de Calcena

El Eco del Isuela nº 13

página 8

1 2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15 16

 

LA RABIA

 

Sin lugar a dudas es la rabia la enfermedad canina más conocida entre los propietarios de perros, aunque sólo sea por el mero hecho de que la Administración nos obliga anualmente a vacunar a nuestros perro contra esta enfermedad.

La rabia puede afectar a otros animales como son el gato, vaca, caballo, etc. y también al hombre, por lo cual es una zoonosis que se transmite al hombre principalmente por la mordedura de una animal rabioso. La vacunación contra esta enfermedad sólo es obligatoria para los perros que hayan cumplido 6 meses de edad.

 

Está producida por un virus (Rhabdovirus) que se transmite fundamentalmente por mordedura y esto debe a dos factores:

1.- El animal rabioso elimina el virus por la saliva.

2.- En el individuo sano (animal u hombre) la mordedura produce una herida por donde penetra el virus al organismo.

 

SÍNTOMAS

 

El individuo rabioso presenta estados de excitación intercalados con estados de depresión nerviosa.

Existe una parálisis de la lengua que impide tomar agua. Por ello a esta enfermedad se le ha denominado también hidrofobia.

 

RABIA "DOMÉSTICA" Y RABIA "SILVESTRE"

 

Actualmente la rabia doméstica, la que afecta a los perros, está prácticamente controlada y gracias a la vacunación anual se ha conseguido que casi desaparezca de la población canina. Esto nos lleva a pensar la gran importancia que tiene la vacunación.

Sin embargo, la rabia silvestre, cuyo principal difusor es el zorro, no se ha logrado controlar, ya que es muy difícil el control de los animales salvajes. En la población silvestre se dan anualmente dos formas de rabia. Para comprenderlo os comentaré brevemente cómo es la forma de vida de un zorro.

El zorro es un animal territorial de forma que acostumbra a vivir siempre en la misma zona. Enero, Febrero y Marzo forman la época de apareamiento. En ella los machos salen a buscar pareja y pelean entre sí por lo que si hay alguno rabioso, lo cual es frecuente, infecta a los demás, produciéndose el "primer foco de rabia del año". Tras el apareamiento, la gestación dura 55 días y en mayo nacen los zorreznos que viven de 4 a 5 meses con la madre. En Septiembre la abandonan y pelean con otros zorros para buscar su territorio. Si hay alguno infectado, contagia a los demás y se produce el "segundo foco de rabia anual". Así pues, se producen dos focos anuales: de Marzo a Abril y de Septiembre a Octubre. Por ello, esta rabia es prácticamente imposible controlarla.

 

TRES ÚLTIMOS APUNTES

 1.- Si un perro muerde a otro tiene que permanecer 15 días en observación, pues este es el tiempo máximo que tarda el perro en incubar la enfermedad. Si en estas dos semanas el animal no manifiesta síntomas, se le considera exento de rabia.

   

página anterior                                                             continúa en la página siguiente