Pagina de inicio de Calcena

El Eco del Isuela nº 14

página 9

1 2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15 16

 

SÚPLICA

 

Cuando me muera hijos míos

no lloréis como tristeza

debéis estar siempre alegres

y con gran satisfacción

me celebráis una fiesta.

Hacedlo así como os digo

en homenaje al honor

de aquella gran alegría

que ha de llenar el vacío

de mi alma y mi corazón.

Al saber que hago ese viaje

para estar ya junto a ella

que era todo para mí

siendo la esposa más fiel

que mantuvo nuestra tierra.

Allí me iré muy contento

donde mi amada me espera

para estar ya siempre juntos

y no separarnos jamás

en la nueva vida eterna.

 

Ramón Horno Giraldos

Que en paz descanse.

 

#################

 

De las faldas del Moncayo

nace aquel hermoso valle

en el que se encuentra Calcena

y sus dos pueblos vecinos

Purujosa y Trasobares.

**

Las aguas que de allí nacen

recorren el río Isuela

abastecen esos pueblos

y le dan su cauce al río

y también riegan huertas.

**

Del valle Calcena siempre

ha sido el pueblo mayor

pues tenía sus comercios

y de ellos se abastecían

Purujosa y Beratón.

**

Frente al pueblo hay tres lugares

y los tres son renombrados

la ermita de San Cristóbal

el barranco de la Ojosa

y hermosas Peñas de Cabo.

Las laderas y colinas

de aquella villa en el valle

hacen el paisaje bello

llenas de arbustos y flores

que purifican el aire.

**

Son tan sanos, puros y frescos

los aires de aquellos montes

que respiras aire puro

contemplando las montañas

viendo como el sol se esconde.

**

Las sombras ya van cubriendo

las laderas y barrancos

y los sonidos alegran

al resonar de las aves

sus chirridos y sus cantos.

**

El contemplar esos montes

es todo pura belleza

porque contemplas alegre

todo lo que está creado

por la gran naturaleza.

Aquellas tierras fértiles

aunque son algo quebradas

se cultivaron viñedos

y también los cereales

como el trigo y la cebada.

**

No era de gran producción

lo que de allí se adquiría

y aunque no era de abundancia

nadie se moría de hambre

de las gentes que allí había.

**

Se cultivaron las tierras

con toda gran ilusión

y al progreso de la industria

aquellas gentes sencillas

a la ciudad marchó.

**

Al emigrar estas gentes

el pueblo quedó mermado

dejando su casa y tierras

y pensando no volver

todo quedó abandonado.

   

página anterior                                                                 continúa en la página siguiente