Pagina de inicio de Calcena

El Eco del Isuela nº 15

página 12

1 2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15 16

 

y otros roedores son portadores (pulgas, piojos, garrapatas), evitando con la disminución de la población de los mismos, elementos propagadores de las enfermedades. Todos conocemos cómo la fumigación de madrigueras o "cados", contribuye a aumentar la población de conejos.

            No quiero cansarte con mis razonamientos, pero creo que si eres buen cazador habrás comprendido las razones por las que yo, no sólo respeto, sino que protejo a las aves rapaces.

Para terminar, desearte buena suerte en la próxima "media veda", y no olvides que la caza debe ser cosa de los cazadores y que mientras más medidas encaminadas a su conservación, mejor y el cuidar y proteger las rapaces es un seguro de mantenimiento genético de nuestras especies, a la vez que un eficaz medio de control del número ideal de animales en un territorio.

 

        Manuel Amores

 

 

RETABLO DE LA DEGOLLACION DE SAN JUAN BAUTISTA.

Iglesia de Nuestra Señora de los Reyes.

Calcena.

 

 

 

El retablo de la Degollación de San Juan Bautista es una obra de gran calidad realizada entre 1554 y 1559. Las pinturas son la obra capital del periodo de madurez del pintor aragonés Jerónimo Vallejo Cósida. El autor de la estructura fué el mazonero francés afincado en Tarazana Pierres del Fuego. Lo costea Pedro Villarroya, canónigo de la catedral de Tarazona, tesorero de la de Tortosa y natural de Calcena.

Bautismo de Jesús en las aguas del río Jordán: Los ángeles sostienen la túnica de Jesús, inclinado sobre su rodilla izquierda y San Juan derrama las aguas del Jordán sobre su cabeza. Recuerda a las composiciones de Leonardo da Vinci.

S. Pedro y S. Pablo: Santiago el Mayor y S. Juan Evangelista: dos parejas de apóstoles en actitud dialogante. A través de la ventana se ven montañas y bosques que sugieren los parajes de Calcena. Las figuras son de las más logradas del retablo.

La Degollación de San Juan Bautista: es la pintura mejor resuelta Un vigoroso verdugo centra la acción, mientras Salomé, distraída, y una elegante joven miran a San Juan.

Nacimiento de San Juan Bautista: Zacarías señala con su brazo al recién nacido y comenta con otra persona que se llamará Juan.

Salomé ofreciendo la cabeza del Bautista a Herodias: merecen desta­carse la elegancia de Herodias y la perfección de las cabezas de Herodes y del Bautista.

El Infierno: en una ciudad fortificada, con un cielo de azufre, cunde el caos y el sufrimiento. Los desnudos constituyen estudios anatómicos y son raros en la obra del artista y en la pintura aragonesa del momento.

La Segunda Venida de Cristo: de pie, Cristo en actitud de juzgar. A su lado Maria y San Juan. Debajo el colegio apostólico y una turba de santos. En la parte superior dos ángeles simbolizan la justicia, la espada, y la misericordia, la flor de lis.

El Purgatorio: al fondo, una ciudad en llamas, reflejo del Purgatorio desde donde tras haber redimido sus penas las almas son conducidas por ángeles a las puertas de Jerusalén, para ser acogidas por San Pedro e introducirlas en la gloria.

Fuente: “Restauración del retablode la Degollación de San Juan Bautista de la Parroquia de Calcena (Zaragoza). Dominguez Alonso C., Oliva Ortuzar O., Criado Mainar J Turiaso 1996; XII: 281 - 302

Folleto realizado por la Asociación Cultural “Amigos de la Villa de Calcena”.

Colabora mediante tu donativo en el mantenimiento de esta obra de arte que es la Iglesia de Calcena.

 

 

¡ATENCIÓN!. PARA EL PRÓXIMO NÚMERO DE "EL ECO DEL ISUELA"  NO TENEMOS MATERIAL. Escribe al Buzón del Lector.

     

página anterior                                                                                         página siguiente