Pagina de inicio de Calcena

El Eco del Isuela nº 15

página 15

1 2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15 16

 

Calcena es una villa de unos 105 habitantes que dista l00 km de Zaragoza y 22 km de Illueca, cabecera de comarca. Rodeada de montañas se situa en la vertiente sur del Somontano del Moncayo a 836 m. de altura, en el valle del río lsuela. El casco urbano se encarama desde la orilla izquierda de dicho río hacia las cumbres de San José y Santa Bárbara. La huerta ocupa la parte baja del valle.

 

Las tradicionalmente malas comunicaciones han permitido conservar el sabor tradicional del casco urbano y la belleza de su entono natural.

 

ASPECTOS HISTORICOS

La historia de Calcena está poco estudiada. Del neolítico se ha encontrado cerámica campaniense en la Cueva Honda (cueva funeraria) y restos de actividad humana en la Cueva Hermosa (cueva habitación).

En esta zona estuvo asentada la tribu celtíbera de los lusones y de los romanos sabemos que explotaron las minas de plata de Valdeplata.

De la época musulmana quedó la disposición de su caserío y la tradición artesanal de sus habitantes. La comarca fue conquistada por Alfonso I alrededor del 1120. Dado su carácter fronterizo, durante la ofensiva de Pedro I de Castilla (año 1362) en la guerra con Pedro IV de Aragón la población fue evacuada al castillo de Tierga.

 

Ya en 1382 Calcena pertenecía al Obispo de Tarazona. Esta situación se mantuvo hasta la desaparición de los señoríos en el s. XIX. La tierra era del clero y su población morisca se dedicó a la ganadería, a la artesanía (vidrio y paños se exportaban fuera del Reino) y a la explotación de las minas de plata. Ello permitió su época de mayor esplendor en los siglos XVI y XVII. En este tiempo se reedifica la iglesia parroquial y las ermitas que rodean la Villa. Sin embargo, la expulsión de los moriscos (año 1610), la peste de 1653, la baja rentabilidad de las minas de plata frente a las del Nuevo Continente y la falta de mercados para los rudos productos artesanales inician el declive de Calcena.

 

  En 1785 Calcena adquiere la condición de Villa.

Durante la Guerra de la Independencia Juan Martín “El Empecinado” derrotó aquí a los franceses y fue saqueada por ambos bandos.

En 1857 su población llega a los 1313 habitantes quizás por la reapertura de las minas de Valdeplata. Pero a principios del XX la situación económica no debía ser buena. Es famosa la petición que en 1911 hizo el pueblo en pleno a Alfonso XIII para emigrar hacia América y las minas cerraron en 1914 a causa dc las continuas inundaciones. Ante el abandono por parte de las instituciones y la falta de rentabilidad de una economía de subsistencia su población ha ido disminuyendo hasta llegar a la situación actual.

MONUMENTOS

Iglesia parroquial de Nuestra Señora de la Virgen de los Reyes:

Se encuentra situada en la parte más elevada de la población. El edificio actual es el resultado de la suma de estilos y épocas. Del primitivo templo románico sólo quedan los muros norte y sur, no completos, así como la puerta del lado de la epístola, con arco de medio punto de cuatro arquivoltas que se apoyan en columnas con capiteles decorados con hojas. Esta obra es tardía (s. XI-XII), pero es uno de los pocos ejemplos de románico al sur del río Ebro. En el s. XVI en el templo se inició una honda transformación impulsada por D. Hernando de Aragón y que continuó hasta el s. XVIII, logrando el aspecto actual. Es un edificio renacentista, iglesia de “salón”, con tres naves de igual altura, con bóvedas estrelladas, sostenidas por columnas cilíndricas. Merecen destacarse el Altar mayor obra de Diego Martínez; retablos de San Babil y de Lá Degollación de San juan Bautista obras de Jerónimo de Cósida; el Coro; la torre de estilo mudejar posee un pasaje en la base.

Castillo: sólo restan dos lados de un torreón y un muro. Probablemente se trate de un castillo en la línea fronteriza con Castilla levantado en los s. XIII-XV. Construidos deprisa y por los mismos vecinos eran toscos. Tras la unión con Castilla fueron abandonados.

San Miguel: románica, restan el ábside, dos ventanas de medio punto, el arranque de los arcos de la nave y un arco gótico en la cara sur.

 

Ermitas: Ermita de la Virgen de las Nieves o del “Cortijo”: conserva el cuadro de su advocación y su construcción se atribuye al, Papa Julio II por los signos papales de la reja. San Cristobal: con Cristo y retablo en restauración, Tiene magníficas vistas sobre el pueblo, la sierra del Moncayo y de la Virgen. Ermitas de San josé, La Virgen y San Roque muy deterioradas.

Otros monumentos: El casco urbano conserva el sabor morisco con calles estrechas y empinadas. Se encuentra rodeado de bodegas. A unos tres krn en dirección a Trasobares se encuentra el puente de piedra del Batán. De datación incierta permite salvar el río Isuela en un lugar de gran belleza. Las minas de Valdeplata y la Fundición:
otrora florecientes, sus ruinas se encuentran rodeadas de silencio con simas, galerías, hornos, ... esperando una
nueva jornada.

EL ENTORNO NATURAL alejada del turismo de masas y oculta para la cara norte del Moncayo, Calcena es un ejemplo del equilibrio entre el hombre antiguo y la naturaleza, Barrancos, bosques de encinas, pinos, robles, sabinas, enebros; rapaces, corzos, jabalíes,.... Desde los 1593 m de las Peñas de Herrera hasta las caídas de agua del Batán los amantes de la naturaleza pueden disfrutar de un territorio casi virgen.

SENDERISMO Y BICICLETA DE MONTAÑA

 

La Federación Aragonesa de Montaña ha marcado, una serie de senderos a pie, la mayor parte de los cuales también pueden, realizarse con bicicleta o a caballo. Sendero de Gran Recorrido 90 1ª y 2ª fase: hacia el norte permiten llegar al Parque Natural del Moncayo. Senderos de Pequeño Recorrido: son cinco senderos con inicio y fin en Cálcena: los PR 4 y 5 enlazan con el GR 90 1ª fase en el barranco de Valdeplata Los PR 6, 7 y 8 efectúan recorridos circulares por pinares, carrascales y robledales, Estos itinerarios permiten disfrutar de hermosos y desconocidos parajes a pocos km de Zaragoza.

   

página anterior                                                                   continúa en la página siguiente