Pagina de inicio de Calcena

El Eco del Isuela nº 16

página 10

1 2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15 16

 

SIN ESCARMIENTO

 

ARANDA LOS VECINOS IBAN A LLEVARLO A “UN SITIO SEGURO”

Roban un cuadro

de una ermita de Calcena

Los ladrones hicieron de las suyas en la vieja ermita de San José de Calcena hace algo más de un mes. El cuadro que representa al Santo, una pintura anónima, fue robado por los amigos de lo ajeno justo cuando los vecinos de Calcena barajaban la posibilidad de trasladarlo “a un lugar mas seguro” en el pueblo.

En los últimos meses el expolio de obras de arte en Aragón viene siendo un tema de gran actualidad. En las últimas décadas, muchos pueblos de nuestra región (y Calcena uno más) han sido privados de parte de su patrimonio, de parte de su historia y de sus devociones. Retablos, esculturas, ornamentos litúrgicos,... han sido robados o malvendidos amparándose en el poder no controlado, en la necesidad y, la mayor parte de las ocasiones, aprovechándose del secretismo, desconocimiento o desapego de sus habitantes. Calcena no ha sido una excepción. Desapareció el retablo de la ermita de la Virgen, el de la ermita de San Roque, el cuadro de la Virgen del Rosario y quizás más cosas. Pero eso no ha sido suficiente para aprender. Se sabía que en la ermita de San José todavía quedaba el cuadro del retablo. Tenía muchas posibilidades de desaparecer, pero no hemos sido capaces de ponerlo a buen recaudo. Si antes valía poco, ahora no tenemos nada.

Si alguien no relacionado con Calcena viene a visitar el pueblo, a dormir en el albergue, consumir en la tienda o en el bar, no será para ver los nuevos contenedores de basura y vidrio (muy necesarios), ni el "magnífico" cableado aéreo de sus calles, ni los tejados sin tejas; muy al contrario querrá pasear por sus montes, saborear su tranquilidad o admirar la joya de su Iglesia parroquial y las cuatro cosas de arte que haya. Calcena tiene pocos habitantes y su Ayuntamiento pocos ingresos. A pesar de ello colaboró en la consolidación de la ermita de San Cristóbal y ha conseguido una subvención para la ermita del Cortijo, que ahora nos permite admirar la belleza de su cuadro y su emplazamiento urbano. Por ello, al igual que donde no llegan los Gobiernos, llegan las Organizaciones No Gubernamentales, es necesario que donde no llegue el Ayuntamiento colaboren los calcenarios quienes, por otra parte, siempre han dado muestras de querer a su pueblo y acudir en su ayuda. Si nos siguen robando joyas de arte (grandes y pequeñas), se siguen hundiendo ermitas (todavía queda San Roque) o destruyendo el encanto urbano, será señal de que no hemos escarmentado.

F. Ruiz

  

CALCENA EN HISPANOAMERICA

 Buscando en INTERNET la palabra "CALCENA", además de encontrar los datos referentes a nuestro pueblo, aparece como apellido de una persona en Paraguay, con la cual pude contactar por correo electrónico. Su amable respuesta nos puede servir para conocer un poco más la historia de nuestro pueblo. El mensaje íntegro es el siguiente:

 Gracias José Javier:

Este mail tiene el propósito de indicarte lo poquito que sé sobre mi apellido. Existen personas con mi mismo apellido en Argentina, Paraguay (mi país) y Chile, aunque tal vez hayan emigrado desde España en distintas épocas. Los antecedentes más remotos al apellido datan de 1810 (año de la independencia Argentina y un año antes de la independencia de Paraguay), en ese año con las tropas de Manuel Belgrano (procer argentino) vino un abogado de apellido Calcena. El propósito de Belgrano fue lograr la adhesión de la entonces Provincia del Paraguay a los revolucionarios de Buenos Aires. Estas tropas fueron derrotadas por las tropas compuestas en su mayoría por "criollos" (nacidos en estas tierras). Es el antecedente inmediato de lo que meses más tarde sería el alzamiento que terminó con la rendición del gobernador Bernardo de Velazco.

   

página anterior                                                                   continúa en la página siguiente