Pagina de inicio de Calcena

El Eco del Isuela nº 16

página 13

1 2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15 16

 

CÓMO Y PORQUÉ

            Con motivo de la reunión anual que celebró el verano pasado la Asociación Cultural "Amigos de la Villa de Calcena" se me insinuó escribir algo para nuestro boletín de  cómo y porqué algunos, al marcharnos de Calcena elegimos el País Vasco. Con un poco de retraso por el miedo a no saberlo hacer bien, pero con el ánimo y la ilusión de colaboran en aquel, me pongo manos a la obra, no sin antes pediros perdón a los lectores por los fallos que podáis encontrar en dicho artículo.

            En primer lugar, no creo que haga falta pensar mucho sobre el motivo que tuvimos todos, principalmente los que a partir del año 56 marchamos de Calcena, dejándola en un estado ruinoso y de abandono. Creo que a todos nos movió el mismo motivo: el negro porvenir de trabajo que se nos venía encima y, aunque muy a pesar nuestro, la tuvimos que abandonar buscando un horizonte más claro.

            En segundo lugar, y para que los más jóvenes se hagan una idea de cómo era la vida en nuestro pueblo por aquellos años, yo clasificaría las familias en tres grupos. El primer grupo lo componían los que cultivaban tierras y tenían ganado y, digamos, vivían holgados económicamente. El segundo grupo, en el cual me considero, estaba mi familia; éramos los que vivíamos simplemente del cultivo de lo justo para cubrir las necesidades principales, como son el pan, legumbres, verduras, etc., pero sin un duro de ingreso para otras cosas, como comprarse ropa, calzado, etc.. El tercer grupo, que eran los más, aquellos que no se conformaban con lo que hacíamos los del segundo grupo, y salían hacia otros rincones de España a hacer carbón vegetal en unas condiciones de trabajo pésimas, y aquí viene la contestación al cómo y porqué. En este grupo se puede meter a los hermanos Pasamar, los Royo, los Horno, etc., que vinieron a a hacer carbón a los montes de aquí, y como la industria estaba resurgiendo, había mucha falta de gente, y vieron una salida a su situación. Poco a poco fueron dejando el carbón y colocándose en la industria, colocando a su vez a familiares y amigos, y hoy ya casados y con hijos nacidos aquí, viven de su trabajo en las industrias de los pueblos de Mondragón, Arechavaleta, Escoriaza, y aunque integrados a las costumbres de aquí, no olvidan sus raíces.

            Y por fin está mi caso, que fue distinto. El motivo fue el trabajo, como el de ellos, pero mi elección fue porque mis hermanas, ya casadas, estaban al cuidado de una granja de gallinas y al encontrarnos mis padres y yo solos en el pueblo, decidimos venir más cerca de ellas. Tengo que decir que cuando vine, ya tenía trabajo buscado por mis hermanas, y como los amigos de Mondragón, Arechavaleta o Escoriaza, aunque integrado aquí, no olvido en ningún momento mi procedencia.

José María Tormes. Zarauz

Turismo rural: un complemento para tu economía. Infórmate

CALCENA NUESTRA

CALCENA, CALCENA MIA,

YO JAMAS TE OLVIDARE,

ALLÍ NACIERON MIS PADRES,

MIS HERMANOS Y YO TAMBIEN.

 

POR RAZONES DEL DESTINO

UN DÍA YO ME ALEJÉ,

Y LLEGUÉ A CATALUNYA,

DONDE MI RESIDENCIA FIJE.

 

AQUÍ NACIERON MIS HIJOS,

AQUI MIS PADRES ENTERRE,

MI CORAZÓN ESTÁ DIVIDIDO,

EN DOS SITIOS A LA VEZ

 

CUANDO LLEGA EL MES DE JULIO,

ESTOY PENSANDO EN VOLVER,

Y JUNTARME CON LOS MIOS,

A LOS QUE NUNCA OLVIDE.

 

EN AGOSTO SON LAS FIESTAS,

Y AUNQUE BAILAR, NO BAILARE,

ME GUSTA QUE LA GENTE SE DIVIERTA,

YO DE VERLOS DISFRUTARE.

 

A LA VIRGEN DEL ROSARIO,

Y SANTA CONSTANCIA TAMBIÉN,

LES PEDIRE A DIARIO

QUE CADA AÑO PODAMOS VOLVER

 Marcelina Lapuente Pérez

 

***********************

 

En la siguiente página continuamos con la edición del trabajo “Somontano Sur del Moncayo”, de Pedro Cardiel. Esta será la penúltima entrega y aquellos que posean los anteriores boletines dispondrán de un interesante trabajo sobre nuestro pueblo y sus proximidades.

   

página anterior                                                                                         página siguiente