Pagina de inicio de Calcena

El Eco del Isuela nº 17

página 10

1 2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15 16

 

 El castillo de Calcena 

Muchas veces subimos al barrio alto por “el camino del castillo” o rodeamos la iglesia por “debajo del castillo”. Sin embargo, no somos conscientes de que en Calcena exista un castillo. En la zona que denominamos “el castillo” existen dos paredes , una más alta que otra, y de mayor grosor que lo habitual. Para salir de dudas, nos pusimos en contacto, mandándole unas fotos a con D. Cristóbal Guitart Aparicio, uno de los mayores expertos en castillos de Aragón.

Carta del 3 de mayo de 1995: “....confieso que desconozco la existencia de esos restos, claro que sólo he estado una vez en Calcena, hace 20 años, para estudiar su magnífica iglesia, que incluí e mi libro “Arquitectura gótica en Aragón” [1].....No recuerdo haber visto citado un castillo en Calcena, pero nunca se puede descartar nada. No figura entre las numerosas tenencias del siglo XII, y no figura en la lista que tengo de castillos con referencias en textos diversos, ni siquiera en el meticuloso "“Itinerario del Reino de Aragón”, por el portugués Juan Bautista Labaña (1610), en el que menciona muchísimos castillos. No obstante no puede descartarse que los obispos de Calcena, señores jurisdiccionales de Calcena, pudieran tener allí una mansión fortificada, y quizás para almacenar la plata de los yacimientos. No puedo decir más...le agradecería me enviara alguna foto de dichos lienzos con el fin de emitir alguna sugerencia”

Le mandamos las fotos.

Carta del 3 de noviembre de 1995: “Me complace acusar recibo .... y las dos excelentes fotos del arruinado castillo de Calcena, que le agradezco sumamente, ya que para mí era enteramente desconocido; Se advierte claramente un torreón rectangular del que quedan sólo dos lados, más un muro. Poco, pero menos es nada y bien merece su supervivencia, y complementa la bella iglesia parroquial que la visité hace 25 años. El aparejo del castillo es de piedras irregulares, apenas rejuntadas por mortero, y al parecer, algo más tosco que los aparejos de los castillos de Talamantes, Trasmoz, Vera y Tierga (?). El de Aranda es de tapial. Es interesante lo del arco encontrado bajo la torre mudéjar (tardía del s. XVI) de la iglesia........Lo atribuyo a la línea de castillo ante la frontera castellana, levantados entre los siglos XIII-XV como respuesta a guerras e invasiones. Construidos aprisa y probablemente por los mismos vecino, eran en su mayoría toscos, y carecieron de misión tras la unidad hispánica por los Reyes Católicos (último cuarto del s. XV) por lo que quedaron abandonados a su suerte.”

Así pues, ya podemos enseñar a nuestros visitantes el castillo de Calcena. Por otra parte, en Oseja, también señorío de los Obispos de Tarazona, queda un caserón en forma de torre, que era de ellos.

 

El Eco del Isuela

la carretera

En la página de “El Eco” dedicada a la prensa aparece una Carta al Director sobre las carreteras de Calcena. La redacción de “El Eco” se dirigió al Consejero de Ordenación Territorial, .... de la Diputación General de Aragón y al Presidente de la Diputación Provincial de Zaragoza para que, si lo deseaban, realizaran algún comentario sobre el tema. Esta es la respuesta que, a través del Ingeniero Jefe del Servicio (Fausto Comenge), nos envía el Presidente de la DPZ:

“Por la zona de Calcena únicamente se desarrolla el trazado de dos carreteras de titularidad provincial, las denominadas CV-630 de Beratón a Calcena y Purujosa y CV-698 de Calcena a la A1503 por Oseja. Dichas carreteras fueron construidas con características de camino vecinal en los años 1940 y 1943, respectivamente.

Como consecuencia de su origen, el trazado es muy sinuoso y adaptado a terreno y la calzada pavimentada tiene 4 metros de anchura. La intensidad de tráfico en ambas carreteras es inferior a 50 vehículo/día y puede considerarse del nivel mínimo de la red viaria provincial.

En los recientes ejercicios anteriores, por el Servicio de Vías y Obras se ha procedido a la construcción de un nuevo puente sobre el existente en el río Isuela y a la consolidación y ensanchamiento de las obras de paso existentes en la carretera.

En el Plan de 1998, la diputación tiene previsto continuar las obras de mejora en ambas carreteras que se concretarán en la reconstrucción de caños en mal estado, renovación del pavimento y mejora de la señalización. Los trabajos citados es previsible estén concluidos en el primer trimestre del próximo año.”

 

     

[1] Ed.: Librería General, Zaragoza, 1979

 

página anterior                                                                                         página siguiente