Pagina de inicio de Calcena

El Eco del Isuela nº 19

página 7

1 2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15 16

 

DOÑA ISABEL. Recuerdos de una alumna

            Después de leer los elogios que Aurelio y Nieves han hecho a Doña María, he pensado que también Doña Isabel se merece que alguien se acuerde de ella, porque fue maestra de dos o tres generaciones y nuestras madres ya fueron con ella a la escuela.

            Yo la recuerdo con cariño, porque no tuve otra maestra más que a ella; así que lo poco o lo mucho que se, a ella se lo debo. Algunas alumnas se que no estarán de acuerdo conmigo, pero yo así lo siento y así lo digo. Y puedo decir que me pegó pocas veces; casi las podría contar. No es que yo fuera más lista que las demás, sino que no le daba motivos para que me pegase.

            Como dice Nieves, con una pizarra debajo del brazo y un cuaderno poco se podía aprender ni enseñar. Si tenía algo malo, también tenía cosas buenas. Aún me acuerdo que estando en la escuela de la plaza se asomaba a la ventana y decía... "cuando va a haber en este pueblo un lavadero. Pobres mujeres que estan lavando en la fuente"..La prueba es que donó algo para hacer el lavadero que aún existe, aunque sea para recuerdo.

            Como anécdota voy a decir que cuando se jubiló nos invitó a todas las chicas de su clase a su casa y nos obsequiaron con un bollo,  dos porciones de chocolate y un vaso de vino moscatel, que sus hijas Amelia y Elena se encargaron de repartir. Entrábamos por la puerta principal y salíamos por la cochera. ¡Y lo bien que se lo pasaron ellas dos repartiendo!, ¡cómo se reían!. Claro, entre las asistentes me encontraba yo; sino, no podría contarlo.

            Así que nos demostró que ella nos quería más a nosotras, que nosotras a ella. Lástima que no disfrutara un poco más de su jubilación. Que descanse en paz.  

Victoriana Tormes

 

Dominando la situación. Fiestas 1999

Juegos en la plaza, 1999 ¿Quién es el más niño?

 LA TIENDA DE CALCENA

Durante el verano acuden vendedores ambulantes a Calcena aprovechando que hay más gente. Tengo la impresión que algunos  de ellos no cumplen los requisitos legales para la venta (impuestos, permisos...) haciendo una competencia desleal con la tienda de Calcena que, por cierto, está abierta todo el año. Porque cuando vaya en enero al pueblo, ¿estarán en la fuente vendiendo naranjas?. Con sus defectos, quizás debiéramos cuidar más lo que tenemos.

Fernando Ruiz

 

EL ECO DEL ISUELA

Como sabéis, el Eco del Isuela sale cada seis meses, para junio y diciembre. Si queréis colaborar, o incluso tener una sección fija, podéis enviar vuestros trabajos al Buzón del Lector, antes de finales de mayo o finales de octubre, bien a mano, máquina, Word 6.0, Word 97 o "convertible". Sería bueno que nuevas generaciones cogieran el relevo de la actual Redacción.

Como en otras ocasiones, ponemos nuestras páginas a disposición del Ayuntamiento y de la Parroquia por si quisieran hacer llegar algún mensaje a todos los calcenarios.

Buscamos fotografías antiguas del pueblo y sus gentes para el boletín. Enviadlas al Buzón del Lector, con el compromiso personal de la Redacción de que serán devueltas.

 

Calcena, también en invierno

página anterior                                                                                         página siguiente