Pagina de inicio de Calcena

El Eco del Isuela nº 2

pagina 6

1 2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15  

 

   Esta barra “ no era otra cosa que una viga de hierro que cruzaba la FUENTE, en su parte posterior de lado a lado, resto de un puente que arrasó una riada. Hace ya unos años, cuando la Villa estaba más poblada, esta “barra”, la mañana de San Juan aparecía poblada de macetas de parte a parte, macetas que los mozos habían “robado” a las mozas de balcones y ventanas, a la vez que algún que otro queso que alguna despistada dejaba al sereno de la noche en la ventana. Esa mañana de San Juan. además de encontrarnos con una FUENTE florida, las mozas tenían que remojarse para recoger sus macetas.

 LAS LOSAS.— Como ya he dicho anteriormente, en estas “losas” que siguen existiendo, acudían las mujeres del pueblo a lavar y fregar, sobre todo en tiempos o días de riadas, ya que no podían hacerlo en el río que les era más cómodo. Hoy ya no tienen esta finalidad, pero me parece muy bien que se sigan conservando como testimonio.

 Espero con esta humilde colaboración, contribuir a que no se pierdan las tradiciones de nuestro pueblo, al menos como historia del mismo.

 Un saludo a todos.

 S.  Sebastián Horno

  

********************************************************************  

   El palmo, la culeca, el queso y Santa Lucía

Muchos son los jóvenes que nos preguntan cómo pasábamos en nuestra niñez el tiempo libre. Nada mejor que contaros alguno de los días que sin ser los principales del pueblo, como el Corpus o la Semana Santa, también eran festivos, sobro todo porque cerraban las cuatro escuelas. Sí. No os asustéis. Llenábamos cuatro escuelas.

 Estos días menos principales eran: el palmo, la culeca, el queso y Santa Lucía. Para los mozos el día de los Quintos también.

 página anterior                                                                           continúa en la página siguiente