Pagina de inicio de Calcena

El Eco del Isuela nº 21

página 15

1 2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15 16

 

El contrato

(cuento real como la vida misma, y que nos ha hecho llegar Javier Pasamar)

Un día, mientras caminaba por calle, una mujer de éxito, directora de Relaciones Humanas, es trágicamente atropellada por un camión y muere. Su alma llega al paraíso y se encuentra en la entrada a San Pedro en persona.

- Bienvenida al paraíso - le dice San Pedro. Antes de que te acomodes, parece que hay un problema. Verás, muy raramente un directivo ha llegado aquí y no estamos seguros de qué hacer contigo.

- No hay problema, déjame entrar - le dice la mujer.

- Bueno, me gustaría, pero tengo órdenes desde lo más alto. Lo que haremos será hacerte pasar un día en el infierno y otro en el paraíso, y luego podrás elegir donde pasar la eternidad.

- De hecho, ya lo he decidido. Prefiero estar en el pa­raíso - dice la mujer.

- Lo siento, pero tenemos nuestras reglas.

Y con esto, San Pedro acompaña a la directora al ascensor y baja, baja, baja hasta el infierno. Las puertas se abren y se encuentra justo en medio de un verde campo de golf. A lo lejos hay  un  club  y  de pie delante de ella  están  todos  sus  amigos -colegas directivos que habían trabajado con ella-, todos vestidos con traje de noche y muy contentos. Corren a saludarla, la besan en las dos mejillas y recuerdan los buenos tiempos. Juegan un agradable partido de golf y luego por la noche cenan juntos en el club, con langosta y caviar. Se encuentra también al Diablo, que de hecho es un tipo muy simpático y se divierte mucho contando chistes y bailando. Se está divirtiendo tanto que, antes de que se dé cuenta, es ya hora de irse. Todos le dan un apretón de manos y la saludan mientras entra en el ascensor. El ascensor sube, sube, sube y se reabre la puerta del paraíso, donde San Pedro le está esperando.

- Ahora es el momento de pasar al paraíso.

Así que la mujer pasa las 24 horas sucesivas de nube en nube, tocando el ama y cantando. Se divierte mucho y, antes de que se dé cuenta, las 24 horas ya han pasado y San Pedro va a buscarla.

- Entonces, has pasado un día en el infierno y otro en el paraíso. Ahora debes elegir tu eternidad.

La mujer reflexiona un momento y luego responde,

- Bueno, no lo habría dicho nunca, quiero decir, el pa­raíso ha sido precioso, pero creo que he estado mejor en el infierno.

Así que San Pedro la acompaña al ascensor y otra vez baja, baja, baja, hasta el infierno. Cuando las puertas del ascensor se abren se encuentra en medio de una tierra desierta cubierta de mierda y desperdicios. Ve a todos sus amigos, vestidos con trapos, que están recogiendo los desperdicios y metiéndolos en bolsa negras. El Diablo la alcanza y le pone un brazo al cuello.

- No entiendo -balbucea la mujer-. Ayer estaba aquí y había un campo de golf y un club y comimos langosta y caviar y bailamos y nos divertimos mucho. Ahora todo lo que hay es una tierra desierta llena de desperdicios y todos mis amigos parecen unos miserables.

El diablo la mira y sonríe.

- Ayer te estábamos contratando. Hoy eres parte del personal.

El mosquito y el buey

 

Sobre el cuerno de un buey iba posado un mosquito, muy ruin, pero muy tieso, que le dijo: “te veo algo, cansado, ¿es que te fatigo con mi peso?”. El buey le contestó: ¡bicho menguado, sólo a tí se te ocurre decir eso!. Piensa que ni siquiera te he sentido”

************

 

Cuan más necio, más presumido.

El sapo suele llegar a vivir 30 años. En cambio la, rana apenas llega a vivir 10 años.

************

 

Adivinanza

¿Cual es de los animales, aquel cuyo nombre tiene las cinco vocales?

************

 

Oración por “Ella”

En alguna parte vive la joven que según tu voluntad, Señor, quizá alguna vez deba ser mí esposa y la madre de mis hijos.

Quiero conservarme digno de ella. No jugaré ni coquetearé con mi amor creciente, sino que lo guardaré cuidado como un rico tesoro sacrosanto. Y a cada, chica que encuentre, la miraré con ojos castos nunca olvidaré que pertenece al sexo del cual, Señor, escogiste a tu Madre de la Tierra.

************  

Adivinanza

¿Qué es lo que vuela sin tener alas?

************

Trabalenguas

‘Cómelo Cosme cómelo con melón, con limón o con melocotón

************

Rimas infantiles

Mañana es domingo,

se casa Galindo

con una mujer
que sabe coser
y atranca la puerta
con un alfiler

Solución a la primera adivinanza: el murciélago. A la segunda: el polvo.

Maribel López

   

página anterior                                                                                         página siguiente