Pagina de inicio de Calcena

El Eco del Isuela nº 21

página 4

1 2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15 16

 

Recuerdo de un maestro a los niños de Calcena

 

  

Jesús López Pérez

Recién jubilado en el año 1996, D. Pablo Bravo Atarés, que estuvo en Calcena de maestro nada más terminar la carrera de Magisterio y después profesor e inspector en Zaragoza, tuve la ocasión de tener una gran tertulia con él.

Durante más de hora y media estuvimos recordando su estancia en Calcena.

Hablamos de sus muy buenos recuerdos de Calcena y de muchas cosas de la vida de ambos; pero de entre todas, se me quedó grabada una frase que jamás he olvidado; me dijo: “ ¡Qué chicos más inteligentes había en ese pueblo!. Ante esta afirmación, yo le contesté:

“Pues ya ve D. Pablo lo que pasa. Un campo, por muy bueno que sea, si está yermo nadie puede saber su rendimiento”. Tuvimos que emigrar de allí y agarramos en general a lo que hallamos para trabajar y poder salir adelante; porque, en general, salimos todos con la ropa puesta, por más que hoy les sorprenda a muchos.

 

El Escudo de Armas de Calcena

 

Al igual que en la actualidad las empresas utilizan logotipos o dibujos para identificar sus productos y promocionarse, en la antigüedad las familias, municipios, monarquías y naciones crearon una marca que, reuniendo algunos aspectos característicos, los identificara ante sus vecinos. Así surgieron los Escudos de Armas. El Escudo de Calcena está presente en muchos lugares: en los papeles del Ayuntamiento, en su fachada, en los llaveros de la comisión, en camisetas, en alguna casa de pueblo, ..., pero ¿qué quiere decir o qué representa?. Veamos lo que dice Adolfo Castillo Genzor en su libro "Aragón. Historia y blasón representativo de sus pueblos, villas y ciudades” (Zaragoza, 1963).

E1 Escudo de Armas de la villa de Calcena no aparece descrito en ninguna do las obras que tratan de los blasones municipa1es aragoneses. (...) con todo, su uso parece datar de bastante tiempo, y por la configuración del mismo se aprecia su predominante simbolismo religioso, como evocador del perfil episcopal que tuvo el Señor de Calcena. Según lo vemos descrito en fuentes locales de indiscutible autoridad, e1 Blasón de la villa consiste en un Escudo cortado en faja. El cuartel superior está partido en pal: 1º de gules, con un cáliz de oro alusivo al nombre de la villa; 2º, de plata, con un brazo de su color y mano de carnación, la cual tiene entre sus dedos una pluma de ave en posición de escribir. El cuartel inferior del Escudo está formado por cuatro palos de gules sobre campo de oro, que es Aragón. Añadiremos que entre el cuartel superior y el inferior corre una faja de plata con la leyenda “Temed a Dios”, escrita en letras de sable. En la sumaria descripción que nos ha sido facilitada se aduce como timbre del Escudo

 

Vino a verme donde yo estaba para que le dedicara un manual de guiñote que yo había escrito, y dos más para dos amigos suyos..Fue una charla entrañable que tuvimos que cortar, porque a las siete de la tarde tenía una reunión importante.  Cuánto habló, y bien de Calcena en todos los sentidos, y cuanto le agradecí yo aquella visita y sus buenos recuerdos, sobre todo lo que me dijo de los chicos, más después de haber pasado 40 años y seguir recordando a los niños del pueblo de Calcena hasta después de jubilarse de Profesor e Inspector de un colegio tan importante como en el que estaba. Esto, dicho por un señor así, es de muy agradecer por los nativos de Calcena.

Gracias D. Pablo, en nombre de todos los niños que le conocimos y que tuvimos la suerte de tener un profesor que nos recuerde con tanto afecto.

 

 

 

 

   

 

una corona ducal, mas teniendo en cuenta el que la villa de Calcena jamás estuvo incorporada a otra jurisdicción temporal que a la de los obispos de Tarazona, y que al terminarse con la Constitución de Cádiz de 1812 esta clase de señoríos eclesiásticos, pasó a incorporarse directamente a la Corona como villa de realengo, el timbre que en realidad le corresponde es el de la regia diadema, y no la ducal, como equivocadamente se indica”.

 

            Todo parece muy claro, pero no debe ser tanto, pues nos pusimos en contacto con la Cátedra de Emblemática “Barón de Valdeolivos” de la Diputación Provincial de Zaragoza y su director, D. Guillermo Redondo

   

página anterior                                                                   continúa en la página siguiente