Pagina de inicio de Calcena

El Eco del Isuela nº 22

página 11

1 2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15 16

 

¡Americanos!   (F. Ruiz)

            En comunidades pequeñas, donde los nombres y apellidos se repiten con frecuencia, es importante identificar a las personas de otra manera; así surgieron los motes. Los motes pueden referirse al oficio de las personas o alguna cualidad o defecto. Como habitualmente se ponen con mala idea, suelen destacar aspectos negativos. De ahí, que a veces, da reparo llamar a alguien con su nombre, aunque con el paso de los años muchos no sepamos cuando se originó el mote de la familia, ni siquiera su significado, con lo que pierde la malaintención.

            Si mala idea se tiene al poner los motes del vecino, no digamos a los del pueblo de al lado. Rafael Andolz fue un etnógrafo que se recorrió Aragón recogiendo los motes y dichos que se atribuyen nuestros pueblos. Es posible que muchos los deconozcamos porque la gran emigración a la ciudad los ha hecho caer en el olvido. Veamos los del Isuela y los de algunos pueblos a los que emigraron los calcenarios (Más humor aragonés. Editorial Mira. Huesca, 1996)

 

CALCENA

Según Rafael Andolz el mote de los calcenarios es pinochos (yo no tenía ni idea). Más modernamente se ha internacionalizado y a los de Calcena los llaman americanos, españoles  a los de Trasobares y rusos a los de Tierga. Algunos dicen que esto se originó en la Guerra Fría, porque cuando los de Calcena bajaban a Trasobares, iban a gastando perras como los americanos en España y por ello lo de españoles; y los de Tierga, como estaban al otro lado del telón, rusos (cosecha propia).

De todas maneras, dinero no parece que hubiera mucho porque, Calcena, el que come ya no cena. Y también se dice,

En Trasobares, desnudos

en Calcena van descalzos

en Tierga sin camisa

y en Mesones ya no es tanto.

En cualquier caso, pobres o ricos, es seguro que llevamos buena fama y que es falso eso de, De Gallur y Calcena, la carcel de Borja llena. ¿O no?.

 

ARANDA DE MONCAYO

Les dicen jautos que son ganas de fastidiar.

Aranda, anda,

si vas al pueblo,

échate pan en banda.

 

ARÁNDIGA

Les apodan patos y canejos.

Y una copla lo encabeza,

En Arándiga canejos,

en La Almunia albarcudos,

en Morés caracoleros

y en Ricla todos pachuchos.

 

CHODES

¡A Chodes, por el atajo!

ILLUECA

Les llaman morretes.

Ya lo dice la copla,

Los chacos están en Jarque,

los morretes en Illueca,

en Gotor los justicieros,

y los rusos son de Tierga.

 

OSEJA

Rafael Andolz no pudo conicer el apodo de los de Oseja, pero sí estas coplas,

En Oseja, las viejas comen lentejas.

Y también,

Oseja, la vieja

campanas de teja,

repican a San Blas:

cataplís, cataplas.

Y más,

Pobrecicos los de Oseja

le hacéis fiestas a San Blas

para que el romero florezca

y la aliaga pueda tallar.

Mucha gente viene a Oseja,

ójala viniera más;

no viene por ver al Santo

que vienen por coscoñar.

 

SABIÑÁN

Se les llama caracoleros.

Rafael Andolz dice que siempre han sido "echaos p´alante". Por eso, cuan todo el mundo llevaba albarcas, De Sabiñán, zapato roto.

Esta otra,

Si vas a Sabiñan échate pan

que en el camino no te darán.

También,

¿Donde está Dios? En Sabiñán

¿Porque? Porque allí hay agua.

Estamos seguros que no son para tanto.

 

BORJA

Su apodo es cabezudos. También les llaman güechos.

Hace años les cantaban,

Mala entrada tiene Borja

entrando por el paseo;

a la izquierda el hospital

y a la derecha el matadero.

Una tira de dichos, con numerosos pueblos de la comarca dice,

Maleján, barrio de Borja,

Borja, ciudad muy nombrada,

en Ainzón los borrachones

Albeta, la corcuseta,

Alberite, cabo el mundo

donde se juntan las aguas;

Magallón las buenas chicas

pero que están apiazadas.

En Gañarul, los tozudos,

en Agón,la legaña,

en Bisimbre, la Purisma

patrona de toda España,

Fréscano, los boluños,

en Mallén, los calzorrudos,

en Novillas, las Madrillas

y en Gallur, las socarradas.

 

FRÉSCANO

Ababoleros o boluños.

Se dice,

En Gallur, los del saco,

en Fréscano, los boluños

en Magallón, caravín

y en Mallén los Calzorrudos.

 

ZARAGOZA

En Zaragoza siempre estamos luchando con el cierzo, sobre todo cuando hay que cruzar el Puente de Piedra. Por eso de ir agachados los de Huesca nos llaman cheposos. Los de Jaca nos llaman, almendrones. Pero de todas maneras, podemos decir eso de,

Porque habito en el Rabal

me llaman rabalera

en siendo de Zaragoza

que me llamen lo que quieran.

 

TARAZONA

Les llaman Tarazonicas. Tarazona no recula, aunque lo mande la bula.

   

página anterior                                                                                         página siguiente