Pagina de inicio de Calcena

El Eco del Isuela nº 22

página 5

1 2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15 16

 

SANTA LUCIA 2001. Amistad, naturaleza, cultura y tradicion.

            Del 6 al 9 del pasado diciembre muchos calcenarios nos volvimos a juntar en nuestro pueblo para celebrar el día de Santa Lucía. La Asociación Cultural organizó una serie de actos que vamos a contar.

            El día 6 se proyectó en el baile la película "Gladiador" y por la noche hubo baile, aunque con poca asistencia. Las estufas que se compraron sirvieron para caldear el salón.

            Al día siguiente había organizada una excursión por La Plana, desde el puente de la Ojosa, para volver por el Barranco de la  Similla. Se apuntaron unas 25 personas, bastantes de ellas niños, que se lo pasaron pipa, haciendo correr a los mayores para seguirles el paso. Lo que comenzó siendo una marcha para disfrutar del monte terminó siendo una marcha gastronómica, pues todos íbamos mirando y cogiendo "setas de cardo" y "carrerillas" por las piezas que desde La Plana bajan a la Similla. Afortunadamente íbamos asesorados por el famoso micólogo José Luis Royo Marco , que decidió experimentar con nosotros los conocimientos adquiridos en Soria. No sabemos de nadie intoxicado al día siguiente. La marcha terminó comiendo en la remodelada Peña de los Mantas. Por la tarde hubo cine para los chicos.

            El día 8 tuvo lugar la actuación de la Cooperativa "El Acebo" que representó "El Herrero de Calcena". Hubo unas cien personas y según las crónicas estuvo muy bien. Los artistas no esperaban tanta audiencia y se marcharon satisfechos.

            El sábado 9 fue el día grande. Celebramos Santa Lucía y se organizó una gran hoguera en la plaza. Allí se asaron patatas, castañas, alcachofas y se repartieron bocadillos de salchicha (previo pago). No sé si, como dicen los etnógrafos, hicimos una hoguera para romper la oscuridad de la noche y el frío del invierno, pero la verdad es que nos lo pasamos bien.

            A los que no estuvisteis, sólo queda animaros a subir este año a celebrar Santa Lucía a Calcena. La Asociación Cultural organizará actividades para pasarlo bien esos días en el pueblo.

F. Ruiz

Arriba: Excursión a la Plana. Abajo: Hoguera en la plaza.

 

Mi amigo el grillo

            Así fue. Yo tenía cuatro años y como todavía no había nacido mi hermanito, cuando me llevaban a mi habitación a dormir no protestaba; pero cuando mis padres me besaban y se iban a su cuarto, que estaba junto al mío, o cuando alguna vez me despertaba durante la noche, creo que me sentía algo solo.

            Fue una de esas veces en que me desperté cerca de medianoche, cuando oí por primera vez cantar a un grillo. Cantaba suavemente, como temeroso de molestarme. Yo sabía que era un grillo, porque ya 

lo había escuchado otras veces en el jardín. La primera vez que lo oí en mi habitación, me quedé quieto y silenciosos. Pero la segunda noche que cantó me levanté sin hacer ruido y a la luz de la luna que entraba por la ventana, le vi. No era tan pequeño y cantaba muy fuerte. Hasta que me vió y se quedó callado por un rato. Como yo no hice ningún movimiento, siguió cantando. Y así sucedió varias noches. A la luz tenue de la lámpara que había quedado encendida, le veía aparecer y ponerse a cantar. Hasta que una noche le hablé: "Grillito, grillito", le dije. Sorprendido dejó de cantar un rato y luego continuó.

Y así sucedió todas las noches cuando yo me despertaba o no me había dormido todavía. El cantaba, como un niño que era. Pero yo lo hacía bajito.

            No sé porqué, pero la noche en que por primera vez lloró mi hermanito, el grillo desapareció. "Se habrá ido a cantarle a otro niño sin hermanito", dijo mi madre, que estaba al tanto de mi amistad con el grillo. No me fue difícil consolarme de su pérdida pues ya tenía a mi hermano. Pero siempre me acuerdo de aquel grillo que fue mi amigo.

 

 

     

página anterior                                                                                         página siguiente