Pagina de inicio de Calcena

El Eco del Isuela nº 24

página 13

1 2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15 16

 

UN PERSONAJE IMPORTANTE DE NUESTRA COMARCA

Don Pedro Martínez de Luna Benedicto XIII o el Papa Luna

      De nuevo ha vuelto a ser tema de actualidad un personaje de nuestra tierra. El año pasado salió a la palestra del papel escrito, por el robo de su cráneo que se conservaba en el palacio de Sabiñán y ello ha motivado artículos e investigaciones por parte de las autoridades para ver si de verdad es la auténtica o no y poder catalogarlo, cuestión que esta resultando algo dificultosa.

     Posteriormente un nuevo libro (foto anexa) que fue incluso presentado en Illueca, ha vuelto a sacar a la luz la figura de dicho personaje, uno de los más importantes de nuestra tierra y que más alto ha llegado. No hay que olvidar que los Papas Borgias, tan celebres en las luces y las sombras eran originarios de Aragón, concretamente de Borja ya que el apellido Borgia es italianizado adrede por cuestiones que no vienen al caso en este trabajo que gira en torno a otro personaje.

      Aragón ha dado al mundo personajes de una talla excepcional y que han sobresalido por méritos propios en diversas materias, la pintura, las letras, la medicina, incluso fundadores de ordenes religiosas y también un Papa, aunque en una de las épocas mas oscuras de la historia de la iglesia y que más libros ha motivado siendo tema de estudio e investigación constantemente, e incluso se han hecho diversas tesinas y tesis doctorales. El personaje da para todo eso y para mucho más, pues no hay que olvidar que vivió 96 años, 

muchísimos para aquella época que morían relativamente jóvenes.

      Es muy difícil en pocos renglones dar la verdadera dimensión que la figura de Benedicto XIII tuvo, pero aunque sea a grandes rasgos y en diversas entregas intentaré hacerlo para que se conozca mucho mas tan insigne figura de nuestra comarca.

      Digamos que Pedro Martínez de Luna y Pérez de Gotor nació en su Casa Palacio de Illueca en el año 1328 y que allí discurrió toda su infancia, donde recibió las primeras lecciones. Siempre estuvo muy vinculado a su tierra y por ello a todas las posesiones de las que eran dueños sus padres, una de las principales familias de Aragón, emparentados con diversos reyes desde Jaime I el conquistador.

      Como dato curioso, por ser de actualidad, diré que cuando en Avigñon, el 20 de Diciembre del año l375 el entonces Papa en Avigñon Gregorio XI le puso el capelo cardenalicio, distinción de los cardenales, haciendo un juego de palabras con su apellido le dijo el pontífice: “Cuidad Don Pedro de que vuestra Luna no se eclipse nunca”, a lo que el ya Cardenal de Aragón le contestó: “lo procuraré Santidad”; pues bien, más de seiscientos años después aun se sigue hablando de él y aun sigue teniendo sus adversarios y sus seguidores, que para todos los gustos hay. ¡Faltaría más!

      Otro día trazare otras cosas de este personaje tan querido para mí

      Continuara......................

                                        Francha Menayo

**********************

HISTORIA DE UN

 SECUESTRO

  Concepción Torrubia Martínez

Os voy a contar una historia que le sucedió al padre de mi abuela Cándida, madre de mi padre Santos.

Mi abuelo estaba casado con Hilaria Cardiel y tenían cuatro hijos: la mayor María de 16 años, mi abuela Cándida de 12 años, Filomena de 10 años y el pequeño de 7 años que se llamada Eulogio.

Tenía una tienda y en aquellos años el medio de transporte eran las caballerías con las que iban a 

 

buscar materiales a Borja o Zaragoza. Cuando iban a la capital, el viaje les costabatres días: el primero, de bajada, dormían en Épila; al siguiente llegaban a Zaragoza y cargaban; y al tercero volvían al pueblo. En uno de estos viajes, mi bisabuelo no llegó. Le salieron una banda de ladrones. Sabían que no llevaba dinero, por lo que le dijeron a su cuñado, que le acompañaba, que le dijera a mi bisabuela que saliera con el caballo, al barranco de Valdeherreros, con un pañuelo blanco en la cabezada, con una cantidad  de dinero que desconozco y que entonces le soltarían. No sé si la mujer no tenía ese dinero, pensó que no cumplirían su

   página anterior                                                            continúa en la página siguiente