Pagina de inicio de Calcena

El Eco del Isuela nº 24

página 3

1 2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15 16

 

Felicitaciones Retrasadas

En el anterior boletín se nos olvidó hacer referencia a algo muy importante que tuvo lugar en Calcena durante el mes de agosto del 2001, ¡la boda de Pilar y Antonio!. Como llegamos un poco tarde, queremos ser los primeros en felicitarles en su primer aniversario y desear que los bautizos también sean en el pueblo. Y a los demás ¡ánimo!.

 

Santa Lucía 2001 fue un nuevo éxito de participación. Durante el puente de la Inmaculada hubo cine para los niños, la Cooperativa El Acebo representó la leyenda del Monte de la Ánimas de Bécquer y el sábado hubo hoguera, salchichas, chorizo, patatas y un buen ambiente entre todos los que nos encontrábamos en la plaza. Durante esos días se impulsó una campaña de empadronamiento que hasta ahora ha tenido buenos resultados. A los que os empadronasteis durante esos días recordamos que es preciso entregar una fotocopia del DNI en el Ayuntamiento.

 

LOS COCINEROS DE SANTA LUCÍA

 

En la Nochebuena se heló el motor que desde la fuente sube el agua hasta el depósito y durante unas horas no hubo servicio. El Ayuntamiento se movió con rapidez y tras cambiar el motor pudo reanudar el abastecimiento.

REPRESENTACIÓN DE “EL MONTE DE LAS ÁNIMAS”

 

Unos vándalos quemaron el contenedor de basuras de la fuente en la noche del 3 al marzo, al igual que hicieron en Jarque, Tierga y Brea. Primero se pensó que se había quemado porque se hubieran echado cenizas mal apagadas, pero luego se supo que también había ocurrido en otros pueblos. Afortunadamente ya ha sido repuesto por la empresa concesionaria. Parece mentira que algo tan importante para el pueblo, como la recogida de basuras, que ha supuesto una mayor limpieza de nuestras calles y alrededores, tenga tan poco valor para algunos incivilizados.

 

El día del árbol 2002 congregó en Calcena a bastantes personas y niños. Todos juntos limpiamos y decoramos la plaza de Atilano Pérez con unas acacias y plantas aromáticas. Los mayores lo pasamos bien viendo disfrutar a los pequeños. Ahora sólo pedimos a los que viven en la zona que de  cuando en cuando les echen algún pozal. ¡Al año que viene de nuevo en Calcena!.

   página anterior                                                                 continúa en la página siguiente