Pagina de inicio de Calcena

El Eco del Isuela nº 26

página 12

1 2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15 16

 

EL SANTO GRIAL

¿El Santo Grial en Calcena?

Vicente Blasco de Lanuza menciona que en el monasterio de Montearagón se conservó un pequeño trozo de pan que se empleó en la Ultima Cena. Fue salvado milagrosamente tras un incendio acaecido en el año 1447.Luego no se volvió a saber nada de él.

El Monasterio de San Juan de la Peña, según diversas versiones, fue el lugar donde se conservó el Santo Grial. José de Arimatea guardó este vaso sagrado en el que se recogieron algunas gotas de sangre de las heridas abiertas de Jesús cuando estaba en la cruz. San Pedro Apóstol lo llevó a Roma.

        San Lorenzo envió este sagrado cáliz a Huesca desde Roma. Al morir el Papa  Sixto II, martirizado por el emperador, Lorenzo siguiendo el mandato del Papa, intentó deshacerse de todos lo bienes que poseía la Iglesia. Entrego una parte a los pobres y  necesitados de Roma y el Grial fue traído hasta Huesca por Cirilo de Capadocia.  

El Santo Grial se conservó en la iglesia de San Pedro el Viejo. Tras la toma de esta ciudad, fue llevado hasta el monasterio de San Juan de la Peña, aunque  también se dice que pasó por otros lugares pirenaicos (San Pedro de Tabernas, donde se conserva una reliquia de San Pedro, el monasterio de Siresa, la catedral de Jaca Bailo, Yebra de Basa) o hasta en el pueblo de Calcena, en la comarca del Aranda, en cuyo  escudo aparece el cáliz de la cena y de ahí derivaría su topónimo.

        En San Juan de la Peña fue venerado por numerosas personas y por peregrinos que acudían al Camino de Santiago.

        El rey Martín el Humano lo mando enviar al palacio de la Aljafería y a su muerte llegó, primero a Barcelona y después, Alfonso V lo entregó a la Catedral de Valencia, donde aun se conserva.

         La tradición literaria, que no histórica, especificada en la obra de Wagner, dice que el joven Parsifal llegó a este monasterio (San Juan de la Peña). El abad le exigió que se hiciera merecedor de portar ese cáliz. Parsifal marchó con los cruzados, pero siguió los consejos de una bruja, de la que se libro gracias a un santo ermitaño. Por fin logró llevar el cáliz, acompañado de los caballeros del rey Arturo y ponerlo a salvo en un lugar oculto, hasta el Juicio Final.

 

Texto recogido del libro: Brujas, demonios, encantarías y seres mágicos en Aragón.

  (José Antonio Adell y Celedonio García)

          Texto facilitado por Francisco Neila

 

****************************************

 

O lo que es lo mismo, una interesante visita lúdico cultural por Mesones, Tierga, Illueca y Chodes.

La Asociación Zaragoza Antigua hace cada año unas excursiones como forma de conocer a fondo nuestra tierra. Una de esas visitas ha sido por la Comarca del Aranda. El objetivo era doble: conocer algunos pueblos, adentrándonos en su historia, y rendir nuestro pequeño homenaje a la gigantesca figura de Pedro Martínez de Luna (Benedicto XIII), más conocido por el Papa Luna.  

Una “miradica” rápida a Chodes, para recordar visualmente donde se rodó parte de la película “Réquiem por un campesino español” basándose en la novela del mismo título, escrita por el oscense Ramón J. Sender. Su redonda plaza recuerda a la antigua plaza de toros de Tarazona.

         El desayuno fue en el bar de las piscinas de Mesones de Isuela, pasando a la visita pausada del gigantesco castillo, donde un estupendo

 

   página anterior                                                            continúa en la página siguiente