Pagina de inicio de Calcena

El Eco del Isuela nº 26

página 3

1 2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15 16
 

LA PRIMERA CALCENADA

CRÓNICA DE UNA HAZAÑA INOLVIDABLE

                Después de las fotos de rigor, el jefe de la expedición, Mariano Miguel, da la salida a la hora prevista, las siete de la tarde.  Treinta y un grados de temperatura.

                Los primeros kilómetros se hacen en perfecta camaradería, atravesamos los campos secos de rastrojo, siguiendo el curso del canal por su orilla izquierda. El sol caía oblicuo y pesado sobre los caminantes. Es necesario ajustarse bien las gorras y cubrir los ojos para poder ver el camino. Bajo la sombra de los chopos se notaba la alegría del empezar de lo que se preveía una hazaña, y así resultó después.

                Zaragoza iba quedándose, a lo lejos, a nuestra espalda, casi tapada por la nebulosa del calor sofocante y del humo de los coches sobre el asfalto abrasador. Así fueron cayendo los kilómetros. Poco a poco se fue ocultando el sol por detrás del Moncayo, nuestro objetivo. Se hizo de noche. Se agradecía el fresco de la noche. Se caminaba con buen ritmo y armonía de conversaciones entre las tenues luces de linternas y las alargadas sombras de las luces de los vehículos de apoyo.

                Los primeros rayos de la mañana nos hacían restregar los ojos. Por fin, se llega a Rodanas,  lugar de reagrupación y descanso. Aquí sufrimos las primeras bajas por lesión de Manuel Tormes y Raquel Hernando. 

En Rodanas se hicieron varios grupos: unos salieron de inmediato y otros prefirieron alargar el almuerzo y descansar. Así salieron en cabeza: Luis  Sebastián, Víctor, Pedro, Antonio Oriol, Ángel, Javier Sebastián, Yolanda, Estela, Mabel, José Tormes, Chema Fernando, Conchita, Lola y José Luis. Las primeras rampas se subieron con entusiasmo. Chema y José se sentían muy ligeros acompañados por la gente de refresco. Poco a poco empezaron a descolgarse y así por el alto de la cañada de las viñas de Mesones pasaban Javier, Víctor y Pedro a las 10:27 seguidos por Antonio Oriol  y  Ángel. Seis minutos más tarde le seguían Yolanda, Estela, Mabel, José, Chema y José Luis.

Entre las 11:30 y las 13:05 se cruza la carretera de Tabuenca por la parte baja del puerto de la Chabola, se busca un lugar para el descanso, pero aquí no hay árboles, ni plantas. Avanzamos por un camino rojizo y polvoriento que con el sol sobre las espaldas amasaba el sudor de la frente y secaba la garganta. Aquí acudían, una y otra vez,  los equipos de apoyo para refrigerar y dar vida. Poco a poco se fueron acrecentando las distancias y era mas difícil llegar con provisiones a los primeros y a los últimos. La espontánea organización nos hizo llegar a todos.

                Pasadas las cañadas de Tierga los desniveles del monte iban en aumento y el calor y el cansancio en progresión creciente. La cabeza la componían Javier, Víctor y Pedro. Seguidos muy de cerca por Antonio Oriol y Ángel Sánchez. A las 13:55 pasaban Yolanda, Isabel y Estela Miguel, Luis Sebastián, José Tormes, Pablo Cibera, Conchita Tormes, Isabel Portal, Ruth, Azucena, Chema Fernando y José Luis.

                Sobre las 14:30 llegaba el grupo que había salido más tarde de Rodanas. Se hizo un pequeño receso para reponer fuerzas bajo la triste sombra de un almendro viejo y seco. Era la única sombra que se veía a cientos de metros a la redonda. Aquí unos llegaban y otros reanudaban la marcha. Los caminos se hacían cada vez más empinados y el monte más seco y triste.

Sólo aliagas y romeros rastreros componían el horizonte. Las fuerzas comenzaron a flaquear. Nos temimos el desastre general. Incluso, viendo la penosidad con la que avanzaban algunos, les propusimos el abandono. Nada más lejos de sus ánimos, ya agotados. Sacaron fuerzas, no se de dónde, al ver que aquellos montes pelados de Valdeladrones les llevaba a los montes de Valdeplata. Los caminos pelados de tierra por las últimas tormentas dejaban al descubierto aguijones de piedras y areniscas resbaladizas. ¡Ni por eso se rindieron!. Superando todas las adversidades, superándose a sí mismos, cuando  se vieron en el término de Calcena, comenzaron a cantar victoria. Ya nadie podía detenerlos. El resurgir de la fuerzas fue un milagro.

                Sobre las 6 de la tarde, tambaleándose por el cansancio pero con alegría de haber conseguido su objetivo, al son de la orquesta que esperaba en la tahona del pueblo, fueron llegando a cuenta gotas, los primeros héroes de la Calcenada 2002, bajo la pancarta de bienvenida. Después llegaron todos los demás.

                No menos esfuerzo realizaron los de las bicis. Mención especial para el tanden participado por un invidente y heroico también el esfuerzo de nuestros chavales, Paulino y su pandilla de amigos.

¡HASTA LA SEGUNDA CALCENADA!

Antonio Tormes

*************

QUE LA CALCENADA SE AFIANCE ES MUY IMPORTANTE PARA EL PUEBLO. ¡AYÚDANOS!

***SEGUNDA  CALCENADA***

104 Km. -VUELTA AL MONCAYO.24 H. ANDANDO O A CABALLO, 10 H. EN BICICLETA. POR PISTAS.  Días 1 y 2 de agosto 2003 

RECORRIDO: Calcena, Purujosa, Borobia, Cueva de Ágreda, Fuentes de Ágreda, Aldehuela de Ágreda, Vozmediano, San Martín de la Virgen del Moncayo, Lituénigo, Litago, Añón de Moncayo, Talamantes y Calcena.

SALIDA: de Calcena andando o a caballo el día 01-08-03 a las 22:00 h., las bicicletas el día 02-08-03 a las 10:00 h.

ETAPAS: andando tendrá tres posibles etapas: Calcena-Calcena 104 Km., Litago-Calcena 40 Km., Talamantes-Calcena 20 Km. Para las bicicletas y los caballos una única: Calcena-Calcena 100 Km. MEDIOS DE APOYO: desde Calcena saldrán vehículos para trasladar a los participantes a las etapas de Litago-Calcena y Talamantes-Calcena.

INSCRIPCIÓN: ingreso de 20 EUROS antes del 20 de julio en la cuenta de Ibercaja: 20850137910330141979.

Los jinetes antes de inscribirse contactar con José Ángel en el Telf.: 696688455.

En el momento del ingreso, es imprescindible reseñar el modo de participación, Calcenada andando, Calcenada a caballo ó Calcenada en bicicleta.    

MÁS INFORMACIÓN: www.calcenada.com

Por las tardes en los Teléfonos: Andando: 686 205 382. En bici: 686 962 469, 650 947 236, 686 205 382. A Caballo:   696 688 455, 686 205 382.

   página anterior                                                                                página siguiente