Pagina de inicio de Calcena

El Eco del Isuela nº 26

página 7

1 2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15 16

 

  … un día, haciendo una reparación en la Sala de costura, conocí a una chica a la que empecé a escribirle cartas y mandarle alguna foto, con la ayuda voluntaria de su hermano. Cuando yo tenía 19 años y ella 17 me enteré que su padre, tras haber sido vencida la República en la Guerra Civil, había marchado a Francia,  ingresando en las Fuerzas Francesas del Interior y en la Resistencia hasta el término de la guerra del 39 al 45. Entonces su padre, a través de la Cruz Roja, intentó recuperara a sus hijos, cosa que logró pues eran menores. El día que el Director del Hogar la iba a llevar a la estación del Arrabal, estación de Francia de aquella época, aproveché la ocasión para salir a despedirla. En el andén fue la primera vez que pudimos hablar personalmente, después de tantas cartas. Ella me sorprendió, pues en el momento que estábamos esperando en tren, sin casi pensar me dijo: “dame las fotos que tienes mías, pues seguramente no nos veremos nunca más”. Recuerdo que reflexiones y le dije: “no, yo guardo tus fotos. Tu haz lo que quieras con las mías, pero yo sé que un día nos veremos”. El mundo da muchas vueltas. Cuando llegó el tren, abracé con tristeza a ella y a sus hermanos, y con un adiós de nostálgica tristeza, los dejé; era 1950.

… Por entonces, como era de la Quinta del 50, durante dos años cumplí el servicio militar en el Batallón de Cazadores de Montaña nº 14 de San Gregorio, al lado de la Academia Militar de Zaragoza… una vez terminado mi servicio militar regresé de nuevo a mi trabajo en la Diputación, donde me recibieron con mucha alegría. Estuve dos años, y un día decidí ir a la policía para hacerme el pasaporte y realizar en el mes de vacaciones el viaje pendiente a Francia. Mi intención era estar el mes y volver a Zaragoza, donde estaba mi porvenir. En Francia era difícil por el idioma, las costumbres… pero el destino fue otro. Cuando llegué a Montluçon me encontré con el que sería mi suegro, mi novia y sus hermanos… pasaron los días y mi condición de aragonés, noble y generoso, me hizo decidir otro camino. Me dedique a buscar trabajo y por mediación de un amigo me presenté en una fábrica de muebles, donde el patrón me tuvo a prueba durante 15 días. Éramos 200 y ninguno hablaba español. Yo, con mis buenas bases aprendidas en el Hogar, mi voluntad y mi motivación logré hacerme con una plaza. Entonces el patrón me envió a la Oficina Nacional de emigración de Lyon donde pasé una revisión sanitaria y técnica, y conseguí todos los papeles necesarios para el contrato.

Nos casamos en la iglesia de Santa Teresa de Montluçon. Me iba a casar el día de mi santo, el 25 de Enero de 1956, pero hacía muchísimo frío (22º bajo cero) y no estábamos bien preparados. Lo hicimos el día del aniversario de la que hoy es mi esposa Francisca, como se llamaba mi madre, el 25 de febrero de 1956 y para el 2006, si Dios quiere, haremos 50 años de casados. Hemos tenido dos hijas y ahora tenemos dor yernos y tres nietas. Las hijas nos dan muchas satisfacciones. Una es profesora de español en un Liceo muy importante, y la otra es Directora de Colegio. Las dos están en la Educación Nacional y son muy queridas y consideradas.

Un saludo muy cordial a todos los calcenarios, a los que deseamos mucha salud, prosperidad y muchas alegrías en el año 2003.

Pablo Lacueva Tejero y familia

(más vale tarde que nunca)

*************************

EL ECO DEL ISUELA

 Una vez más queremos recordar que El Eco del Isuela se distribuye entre todos los Calcenarios. Su aparición es semestral, habitualmente en junio y diciembre. Si deseas recibirlo puntualmente es necesario que nos comuniquéis los cambios de dirección y de titular.

 Si deseáis colaborar con la edición del boletín podéis realizar vuestra aportación económica en la cuenta de la Asociación Cultural: Ibercaja: 20850137940100897159.

 Los trabajos para el Eco del Isuela podéis remitirlos al BUZÓN DEL LECTOR: Fernando Ruiz. C/ Duquesa Villahermosa 159, 1º B. Zaragoza 50009.

También al buzón de la página web de la asociación: http://www.calcenada.com/calcena.php

 

   página anterior                                                                                página siguiente