Pagina de inicio de Calcena

El Eco del Isuela nº 27

página 7

1 2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15 16

 

Purujosa exige ayudas que complementen su trabajo en contra de la despoblación

HERALDO DE ARAGON. 24 DE SEPTIEMBRE DE 2003

Pide a la DGA el mobiliario para abrir el consultorio médico y al Consejo Comarcal una línea de autobús hasta el municipio.

El municipio zaragozano de Purujosa lleva varios años luchando contra su despoblación, pero ahora reclama tanto a la DGA como al Consejo Comarcal del Aranda una serie de medidas que le ayuden en ese cometido.

Sus representantes han mostrado su malestar por el retraso que está sufriendo la puesta en marcha del consultorio médico.   Este equipamiento está terminado desde hace dos años, pero no se ha podido abrir por la falta de mobiliario y los facultativos tienen que atender a los pacientes en el bar de la tercera edad que existe en la localidad.

***************

FRANCISCO JAVIER BLAS, EL CARTERO DE CALCENA

 En un pueblo como el nuestro, con malas carreteras y pocos teléfonos, el cartero en una figura muy importante que nos conecta con el exterior; trae y lleva noticias, documentos, el periódico…. Aunque estemos en el siglo XXI, casi parece mentira que, desde el buzón de la esquina, una carta pueda subir a Calcena en 24 horas.

 El cartero de Calcena se llama Francisco Javier Blas Sánchez y tras pasar por Zaragoza y Zuera, desde hace 9 años se encarga de llevar la correspondencia de Calcena, Trasobares y Purujosa. 

- ¿Dónde recoge las cartas que llegan a Calcena?

Llegan a Morata, donde está la oficina principal de correos, y desde allí me las suben a Tierga, donde vivo en época de trabajo.

- Con solamente tres nombres de calle en Calcena ¿no resulta difícil encontrar a los destinatarios?

No, porque el pueblo es pequeño y en caso de duda le pregunto al Sr. Alcalde. De todas maneras, es un problema el que cada calle no tenga un nombre, ni los números estén claros, con más razón, cuando es obligación de los ayuntamientos el que así sea.

- ¿Cómo podríamos facilitar su trabajo?

Tan importante es poner bien la calle (Trascasas A, B y C, Cortijo y Mediavilla) como el código postal. Si además se especifica el número de puerta, o el nombre de la persona más caracterizada de la casa, todo ello ayudaría mucho. Hay muchas personas que no ponen el código postal y todavía envían las cartas a “Calcena, por Morata de Jalón” como en los tiempos en que las cartas llegaban con caballerías.

El alcalde de Purujosa, Santiago Sanmartín, señaló que los esfuerzos que están realizando para que los municipios pequeños no desaparezcan "se vienen abajo cuando, como en nuestro caso, tenemos servicios que no se pueden poner en marcha por falta de mobiliario". También indicó que la inversión en ese equipamiento ha sido de 8.629 euros, subvencionada por la DGA, "pero los muebles, que también corren de su cuenta no han llegado todavía".

Éste no es el único problema de Purujosa, ya que las comunicaciones también preocupan a su alcalde. Desde hace tiempo reclama que el autobús que sube a Calcena, a seis kilómetros de Purujosa, llegue hasta la localidad una vez a la semana. Esta reivindicación se estudia en la actualidad en el Consejo Comarcal del Aranda.

Purujosa ha pasado en los últimos 20 años de tener cuatro habitantes a 39 personas censadas, y, en la época estival, ha llegado a concentrar a unas 200 personas que han rehabilitado casas del pueblo.

             F.TOFÉ

 

***************

 

 

- ¿Salen muchas cartas de Calcena?

Bueno, sobre todo en verano y del albergue cuando hay grupos de niños.

- ¿Cuántas cartas reparte cada día?

Entre Calcena, Trasobares y Purujosa suelen ser unas 120-140 cartas, aunque cuando llegan recibos o cartas de bancos pueden sumar hasta 300 en un día.

- ¿Cuándo se hace más difícil repartir el correo?

Sobre todo en invierno porque las carreteras están heladas. Entonces utilizo el coche todo terreno

- El Estado cada vez va recortando más servicios, si no es rentable, ¿llegará a desaparecer la figura del cartero en Calcena?

Ahora ya no es rentable, ni siquiera en Morata donde hay tres personas de Correos. El servicio sólo es rentable en las ciudades y en los pueblos grandes. Quedan tres años para jubilarme, pero no creo que desaparezca la figura del Cartero en Calcena. Lo que no me extrañaría es que con el paso de los años, se obligue a poner todos los buzones juntos en la entrada del pueblo, como se hace en algunas urbanizaciones, y allí cada uno se recogerá su correo;  o quizás a que sean los alguaciles de los pueblos los que repartan el correo.

- Con el fin de que no se pierdan boletines, y dinero, insistimos en que los calcenarios actualicen las direcciones y los destinatarios, ¿devuelven muchos boletines?

No muchos. Entre 6 y 12 al año.

- Gracias Francisco por tu tiempo y gracias también por comunicarnos con el “mundo mundial”.

F. Ruiz

        página anterior                                                                                página siguiente