Pagina de inicio de Calcena

El Eco del Isuela nº 27

página 9

1 2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15 16

 

BODEGAS VINARIAS EN CERRO

Este es un trabajo de Vicente Chueca (Acebo del Moncayo), publicado en el nº 18 de la Revista de Gaiteros de Aragón.

El hombre en estas tierras de Moncayo desde los celtíberos de la Oruña pasando por la hercúlea y romana Turiaso y sus compañeros de viaje: judíos y su vino kosher, moros de Torrellas y sus míticos postres o los propios cristianos del monasterio de Veruela fueron creando a lo largo de la historia una cultura: la del vino y formando parte de ella, las bodegas.

 Las preguntas que crearon el presente estudio sobre las bodegas fueron: ¿desde cuándo estaban ahí esas bodegas en cerro que hoy vemos?, ¿cómo se ponían en marcha esas maquinarias abandonadas? ¿Cuál era la utilidad de aquellas herramientas que aparecían tiradas en los suelos, en los caños o en las sacristías de las bodegas? ¿Porqué dejaron de funcionar o si funcionaban todavía?, fueron articulan do una aproximación al mundo del vino y del lugar dónde se elaboraba….    

…Los diversos entendidos parecen indicar que el vino y su proceso de elaboración son similares desde el siglo XVI hasta el siglo XX. Con anterioridad el proceso tendría diversas variables… 

 …Una de las características, y eso lo saben los diversos investigadores o meramente curiosos, de nuestra cultura popular es que las bodegas, los objetos, las tradiciones o los edificios  están ahí "desde siempre". Indudablemente ese "desde siempre" es un elemento a esclarecer….

 …El acceso a la propiedad de la tierra de manera generalizada es un factor que aparece con el fin del Antiguo Régimen  (siglo XIX) y la llegada de los sucesivos gobiernos liberales.

En un plano utilizado para la Desamortización de Madoz, años 50 del siglo XIX, ya aparecen diversas zonas en Borja denominadas: Bodegas.

La Desamortización permitió a diversos agricultores, solos o asociados, acceder a la propiedad. La extensión de la propiedad, la calidad, el régimen de pertenencia o de explotación, son cuestiones a debatir en otros foros. …  …a más tierra, más vid, a más vid, más bodega, más vino. Eso explicaría la gran cantidad de cuevas vinarias existentes por lo menos a lo largo de la segunda mitad del siglo XIX y la primera mitad delXX….

Para saber cuando fueron construidas algunas bodegas, algunas herramientas como las prensas, marca Averly, nos aportan nuevos datos que nos llevan a la década de

los 80 o incluso husos para prensar la uva, datados ya en 1901. Con anterioridad la herramienta de la prensa: husos, tarugos, linternas, era en su totalidad de madera. La industrialización y en nuestro caso la citada casa o Marrodán de Logroño permitieron la fabricación de prensas modernas.

 La crisis del vino llegó a España con el fin del siglo XIX y sólo a lo largo de la I Guerra Mundial y de los años 20, ya del siglo XX, parece recuperarse. En numerosas localidades aparecen diversos libros, llamados de bodegas vinarias, como las de Maleján en el término, ya borjano, de Valturera. Al Estado comienza a interesarle el negocio y control del vino.

 La población se desplazaba a la bodega del propietario de la prensa que o bien les cobraba en dinero o en especie. En ocasiones llegaba a trabajarse el vino en 7 metros cuadrados como en Santa Cruz de Moncayo o Borja. En otras las bodegas medias tenían entre 60 y 80 metros cuadrados en las comarcas que hablamos 

Tras el gobierno de la II República los datos inscritos en estos libros parecen reducirse notablemente y el punto final es en los años 50 con la aparición definitiva de las cooperativas. A partir de ese momento el olvido cae sobre la bodegas, se pasan de padres a hijos sin ningún tipo de registro documental, salvo excepciones, y aún hoy en día es asunto complicado demostrar la propiedad de una bodega en cerro, salvo el conocimiento que se desprende de la tradición y la costumbre.

 

El trabajo de las bodegas de

Calcena en un Congreso Internacional

METRO. 6 de octubre de 2003

PATRIMONIO. El trabajo realiza do en tomo a la recuperación  de las bodegas de Calcena (Zaragoza) ha sido seleccionado  para participar en el II Congreso Internacional de Gestores de Patrimonio Cultural, que se celebrará entre los días 20 y 23 de noviembre en Madrid. Este trabajo, realizado por el historiador Santiago Algora, se inició con la grabación de un documental etnográfico con el que se trataba de explicar el valor cultural de estas bodegas, y la tradición vitivinícola. Tras la grabación, el propio Algora se ha encargado de iniciar un proceso de catalogación documental de las casi 200 bodegas vinarias existentes en esta localidad del Aranda. Durante su intervención en Madrid, Algora planteará cómo a partir de un proyecto de investigación se puede animar y dinamizar social y culturalmente un territorio implicando a sus gentes en la defensa de aspectos que no se les da el valor que tienen.                (Metro)

            página anterior                                                                                página siguiente