Pagina de inicio de Calcena

El Eco del Isuela nº 29

página 15

1 2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15 16

YO TUVE UNA TELE NUEVA

Una tele en blanco y negro

que se llamaba Inter

interminable de pagar

a mil pesetas al mes.

Pusieron un teleclub,

pero eso duró muy poco

todo el mundo se lo compró

y estábamos como locos.

Hasta las siete de la tarde

no empezaban los programas

y a las nueve de la noche

mis hijas ya se acostaban.

Había una vez un circo,

lingo en la noche abierta,

un millón para el mejor

y la casa de la pradera.

Para ver el Virginiano

nos teníamos que ir

hasta casa de mi hermano.

Los dibujos animados

los hombres saben,

los pueblos mandan,

la casa de los Martínez

y donde dan las toman.

Eso sí que eran programas

y no lo que hacen ahora

desnudos, tetas y tangas

y si no catres y camas.

Con la tele en blanco y negro

todos éramos más felices,

parecía que comíamos todos los días perdices.

LA PALOMA HERIDA

Por los montes de la Loma

iba una paloma herida

la paloma no está loca,

es que le ha tratado mal la vida.

Unos cuervos carroñeros

han ocupado su nido

el nido que ella tenía

y va buscando otro nido

en el río, en la orilla.

Para qué quiere otro nido

si ya no es la paloma blanca

que volaba por la umbría

si se ha quedado en gaviota

de tanto luchar en la vida.

Si ya nadie la reconoce

ni siquiera ella misma

si le han cortado las alas

y le han dejado sin plumas

para seguir viviendo

si ha llegado a la meta

que ni ella se proponía.

Victoriana Tormes

LA MUCHACHITA DEL ARROYO.

LA PASTORCITA

Una mañana de mayo

una mañana muy fresca

entreme por esos llanos

entreme por esas vegas.

Cantaban los pajaritos

olían las azucenas

eran azules los cielos

y claras las fuentes eran.

Cabe un arroyo más claro

más claro que una fuente de Venecia,

donde hallara una Pastorcita

una Pastorcita bella.

Azules eran sus ojos

dorada su cabellera

las mejillas como rosas

y sus dientes como perlas.

Quince años, no más, tendría

y daba placer de verla

lavándose las manos

peinándose de sus trenzas.

Pastorcita de mis ojos,

admirado le dijera,

Dios te guarde.

Por hermosa bien te lavas

bien te peinas,

aquí te traigo unas flores

cogidas en la pradera

sin ellas estás hermosa,

pero estarás más con ellas.

No gracias mancebito

respondiome la doncella

que me bastan las flores

que Dios me diera.

¿Quién te dice que las tienes?

¿Quién te dice que eras bella?

Me lo dicen los zagales

y las fuentes de estas vegas.

Pues si no te placen las flores

vente conmigo

siquiera allí bajo las encinas

sentaditos en la hierba

contárete muchos cuentos

contárete cosas buenas

Eso menos me place

pues el cura de la aldea

no quiere que con mancebos

vayan al campo las doncellas.

Así me habló la Pastorcita

así me habló la Pastorcita bella.

Con esta y otras razones y promesas

nunca pude convencerla.

Partí desconsolado

y rompiendo en querellas.

Lloré por la Pastorcita

que sin darme otra respuesta

marchó hacia el arroyo

entre enojada y risueña

lavándose las manos

peinándose de sus trenzas.

Pablo Lacuela (Montluçon)

UN SUEÑO DE AMISTAD

Qué hermoso sentimiento

es el don de la amistad

es un lazo de concordia

que nos llena el corazón.

 

Es grandeza consagrada

entre todos los hermanos

es la guía de la tierra

y el sosiego verdadero.

 

Es el sueño alimentado

que nos sabe a libertad

serle fiel a un amigo

es señal de amistad.

 

Amistad hermosa

es la que abre el corazón

es la guía que comparte

esa fe con el amigo.

 

Recibe esos lazos

tu lucero hermoso

sueño eterno de amistad

sueño libre pensamiento.

 

Don pequeño perdón

únete y comparte

enlazando nuestras manos

hacia el sol de la verdad.

Mª Jesús Saló Ibáñez

(Sabiñán)

 

 

 

 

 

 

Asociación Cultural “Sabinius sabinianus”

(Sabiñán/saviñan).

www.sabinius.org

 

EN AGOSTO SE RENOVARÁN LOS CARGOS DE LA ASOCIACIÓN CULTURAL “AMIGOS DE LA VILLA DE CALCENA. ACUDE A LA ASAMBLEA Y COLABORA.

        página anterior                                                                                   página siguiente