Pagina de inicio de Calcena

El Eco del Isuela nº 30

página 12

1 2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15 16

a alguien se le ocurrió decir que se soltara la vaquilla mientras cenábamos y el primero que se levantara pagaría los cafés, no recuerdo.

              Han pasado los años y seguimos llevándonos tan bien como al principio además que nuestros hijos a su vez son de otras peñas por ejemplo:

.- KTEDEN: Beatriz Horno. CEDA EL VASO: Rubén Horno, Alberto Giraldos y David Modrego. VAMOS P2: Jorge Modrego. INTOCABLES: Aitor Horno, Sergio Neila, Daniel Giraldos, Eduardo Alejandre, Carlos Neila y Paulino Pérez. LOS QUE FALTABAN: Sofía Gracia, Lucía Alejandre, Lorena Nolasco, Lidia y Paula Horno

 

Fidel Horno

 

 

 

 

 

LA VERSIÓN DE “LAS” GUINDILLAS

              Antes de que Fidel nos mandara la historia de “Los Guindillas”, habíamos hablado con las mujeres de la peña para que nos contaran la historia. Su versión coincide, en casi todo, pero hay algunas historias que pueden completar la anterior.

              TROFEOS Y JAMONES. Nos dijeron que el primer trofeo que entró en la peña fue el de disfraces de hace “algunos” años y lo ganaron Elvira y Conchi. Ahora, casi no les caben en las estanterías. Lo mismo pasa con los jamones: incontables.

              Los Guindillas son una peña potente que ha tenido hasta orquesta propia; hace unos quince años la formaban Pablo en la trompeta, Javier en el bombo, Fidel en el timbal y Alejandro en los platillos (no queremos imaginar como sonaba)

              Por celebrar, han celebrado hasta bodas. Hacia 1985, Pablo casó a Javier y José Antonio.

              “MOSQUEADAS”. Algo que tiene mosqueadas a “las” Guindillas, es la distribución en la mesa. Los hombres siempre se ponen a un lado, y no saben si es por una tradición del pueblo, porque allí está el porrón o, simplemente, porque es el lugar más alejado el fregadero. En cualquier lugar, todas reconocen que Fidel es un buen cocinero y que Jutta hace buen café..

              MÁS LUZ EN LA PLAZA. Preguntadas sobre qué cambiarían en las fiestas, hay disparidad. Unas dicen que el baile es mejor dentro para que no haya gorrones y otras que fuera porque hay más espectáculo. Están de acuerdo en que falta más iluminación en la plaza durante las fiestas y especialmente en la comida de la vaca. También coinciden en la conveniencia de disponer en Calcena de  un pabellón multiusos . 

El Eco

 

 

Si quieres contar la historia de tu peña, aquí tienes tu espacio

Si deseáis colaborar con El Eco del Isuela enviad vuestros trabajos o fotos antiguas a:

Fernando Ruiz Laiglesia. c/Duquesa Villahermosa 159, 1º B, Zaragoza 50009.

Correo electrónico:

fernandoblanca@vodafone.es

Podéis hacernos llegar los originales, con la seguridad de que los cuidaremos.

 

BOLETÍN OFICIAL DE LA PROVINCIA DE ZARAGOZA. 11 de septiembre de 1936. Jefatura de Obras Públicas

D. Basilio Ramas y D. José María Pérez, vecinos de Calcena, han solicitado autorización para establecer una línea de transporte de energía eléctrica a 6000 voltios para el servicio de alumbrado de los pueblos de Calcena y Talamantes. La línea partirá de la central establecida en término municipal de Calcena. A 2200 metros de su  origen parte una derivación que, formando ángulo recto, llegará a la caseta del transformador instalado en las afueras de Calcena, quedando con esta línea completo el proyecto, La longitud total de las dos líneas será de 6600 metros, sostenidas por unos 250 postes. A los 2150 metros del origen, la línea proyectada cruza la carretera de Morata a Calcena en el hectómetro 5 del kilómetro 36, así como los montes del Estado números 38 y 40, denominados “Solanas” y “Valdeplata” y con varios predios de propiedad particular, cuyos propietarios se citan

 

quienes, según dicen los solicitantes, autorizan el paso de dichas líneas por sus fincas. La potencia máxima de producción es de 8 kilowatios. Relación que se cita: Dionisio Lasheras (viña), Juliana Ferrer (viña), Manuel Miguel (viña), Severino Pérez (viña), Miguel Perales (campo), Juan Cruz Gómez (campo), Arsenio Pérez (campo).

Reseña enviada por Mariano Amada

        página anterior                                                                 página siguiente