Pagina de inicio de Calcena

El Eco del Isuela nº 30

página 8

1 2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15 16

 

 

A proposito del IV Centenario del Quijote.

No seria justo en una publicación como El Eco del Isuela, no hacer este año referencia a  la inmortal obra de Cervantes: Don Quijote de la Mancha. Y para ello he recurrido a una edición que poseo, editada por Saturnino Calleja en Mayo de 1905, donde  en su primera pagina a modo de recomendación les dirige lo siguiente:

A los señores profesores de primera enseñanza.

            Al celebrarse el tercer centenario de la publicación del Quijote, obra literaria de todos reconocida como la primera del mundo, surgió la idea de que este libro inmortal fuera difundido en los centros de enseñanza para que la juventud pudiese saborear las enseñanzas que contiene y la deliciosa e incomparable manera en que están expresadas. La lectura del Quijote en las escuelas contribuirá, seguramente á levantar la afición a lo clásico y con este propósito hacemos esta edición dedicada a los niños.

A los niños..

            Para daros una ligera idea de lo que el Quijote significa, os diré que los dos personajes principales; Don Quijote y Sancho, son representación acabada y completa de la vida.

            El uno, sublime en su locura, se sacrifica siempre por el bien ajeno, dando su débil y maltrecho cuerpo, testimonio de la bondad y grandeza de su alma. El escudero, socarrón y egoísta, no comprende el sacrificio sin la utilidad inmediata, y su amor á lo positivo le lleva hasta explotar en provecho propio la locura de su generoso amo.

            Todos tenemos, queridos niños, algo de Quijote y no poco de Sancho en nuestro corazón; de una parte, hay siempre en el fondo del alma estímulos  nobles y levantados, que nos llevan á la defensa de los débiles, aun con riesgo propio; de otra, luchan en nuestro interior, contra tan bellos  impulsos, las pasiones menudas, en que toma el cuerpo mucha más parte que el espíritu.

            Cuando veis á dos compañeros pelear. Y uno de ellos, más fuerte que el otro, abusa de su fuerza, seguramente os sentís impulsados á socorrer al vencido, sin reparar en que también podéis serlo vosotros. Pero estoy seguro de que aun á cambio de algún perdido coscorrón que podéis encontraros al mediar en la refriega, deseareis intervenir en ella para restablecer la paz y la justicia. Hasta, aquí, habréis pensado como buenos cristianos. Pero si esta noble intervención la exageráis hasta el punto de convertiros en defensor de todos, dispuestos á recibir  y dar palizas por un quítame esas pajas, y además dais en la flor de creer ofendido vuestro amor propio por una insignificancia, entonces procedéis como Quijote; es decir, os convertís en vuestra propia caricatura. Si por el contrario, os abstenéis de mediar allí donde la caridad os reclama, pensando en  que donde no nada que ganar puede haber algo que perder, y solo pensáis en vuestro propio provecho, entonces os inclináis del lado de Sancho Panza, probablemente sin su graciosa discreción ni su rustica agudeza. 

            Por eso, porque ambos personajes simbolizan dos tendencias de nuestro espíritu que son y serán las mismas en todos los tiempos pasados presentes y futuros, es inmortal el libro de Cervantes: Don Quijote de la Mancha en el cual encontrareis á cada lectura nuevas y más amables bellezas.

            Y acabareis por daros cuenta del merito de una obra que es deleite del animo,solaz del espíritu, escuela del gusto literario y espejo de humanidad, que os recreara de niños y de mozos buscareis.

 Curiosidades: Esta colaboración esta extraída de la 12ª Edición Calleja para escuelas. Ilustrada con artísticos grabados.- Un tomo  de 682 paginas (175 X 125 milímetros),

Han transcurrido cien años más y ha vuelto el interés por la lectura del Quijote, un libro que estoy seguro todos guardamos en nuestras casas y que nunca hemos terminado de leer pero que a mi me gustaría comprobar que según dicen, a los dos personajes les da Cervantes la misma importancia, pues ha ambos los nombra el mismo numero de veces en el relato de la novela Universal de Don Quijote de la Mancha. Desde aquí os invito a su interesante lectura durante esos días gélidos del invierno. Gracias.

En Tarazona el día del libro 23 Abril 2005.

José Mª Tejero Ubau

 

“Campos de Soria” 1919. Antonio Machado

Texto facilitado por Pablo Lacueva Tejero

MontluÇon (Francia)

¡Colinas plateadas,
grises alcores, cárdenas roquedas
por donde traza el Duero
su curva de ballesta
en torno a Soria, oscuros encinares,
ariscos pedregales, calvas sierras, 
caminos blancos y álamos del río,
tardes de Soria, mística y guerrera,
hoy siento por vosotros, en el fondo
del corazón, tristeza,
tristeza que es amor! ¡Campos de Soria
donde parece que las rocas sueñan,
conmigo vais! ¡Colinas plateadas,
grises alcores, cárdenas roquedas!...

Asi eres tu, mi inolvidable y querida Soria

Refranero español

La perdíz, si vuela, está bien, pero está mucho mejor asada o escabechada.

Amigo y vino, el más bueno, el más antiguo.

 

página anterior                                                                                   página siguiente