Pagina de inicio de Calcena

El Eco del Isuela nº 31

página 16

1 2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15 16

 

La Asociación Cultural tiene en marcha el proyecto de dar la vuelta al Moncayo por etapas.

                La idea consiste en hacer los 104 Km. de la Calcenada en cinco etapas, Calcena-Borobia de 22 km.  primavera del 2006, Borobia-Agramonte 23 kM. otoño de 2006, Agramante-Litago 18KM. primavera 2007, Litago-Talamantes otoño 2007, Talamantes-Calcena primavera de 2008, y así sucesivamente.

                Para el 4 y 5 de agosto de 2006 se celebrara la V Calcenada, los 104 kM. dando la vuelta al Moncayo.

                Deciros que en esta IV edición de la Calcenada han sido muchas las felicitaciones recibidas por toda la organización, fruto del esfuerzo de todos los voluntarios, de verdad la nota ha sido alta, leer el foro de la WEB.

                Seguiremos contando con todos vosotros.

 

TRIAL DE CALCENA

                Para el mes de marzo del 2006  tendremos de nuevo Trial en Calcena. Se solicitara para el día 5 ó el 12 según dispongamos de fecha, se anunciara en la WEB.

 

 

Calcenada vuelta al Moncayo por etapas

EL TRATO DE FEBRERILLO

 

Érase que se era un pastor largo de malicia y corto de talento, desconfiado y avaricioso que apacentaba por el Moncayo su ganado: dos docenas mal contadas de ovejas y corderos y algunas cabras “de contrata”. Llamábase Pero Quadros, pero en el pueblo le llamaban Pero Cuba por su amor a soplar la bota. Bajaba pocas veces del monte: para San Gregorio, para Santa Tecla, algún año para la Virgen de Mayo y todos los días de fiestas, allá por octubre, cuando los graneros están llenos y las bodegas aún no han perdido el olorcillo del mosto.

 

.- ¡Sopla Pero Cuba, que el alcalde lo paga!, le chillaban los granujas y él los corría como un descosido, para darles unos coscorrones. Pero esto, sólo ocurría cuando bajaba el pueblo muy de tarde en tarde. El resto del año lo pasaba de monte en monte y de risco en risco.

 

Tenía un zagalillo, una ardilla, pícaro como él solo, que bajaba todas las tardes las cabras de contrata para ordeñarlas y, al alba, volvía a juntarlas de nuevo al rebaño.

 

 

El zagal las pasaba estrechas y agudizaba el ingenio de pura hambre. Los días de fiestas, veía un mendrugo de pan duro como el corazón de Judas, un trozo de queso y la bendición. Los otros días, la bendición a secas o con algún melocotón o racimo de garnacha. Pero cuando Pero iba prieto de bolsillo, escatimaba hasta las palabras. Tenía un bolsón con buenos escudos enterrados. Él y el diablo sabían dónde y sólo le echaba un ojo el mes de abril. Cuando venía el buen tiempo, vendía os corderos de mejor ver y alguna oveja para la gente pobretona.

Corrían los últimos días de enero y entraría pronto febrerillo el loco y corto. Los corderillos recién nacidos tenías que acurrucarse al amor de las madres. Pero Quadros andaba de mal talante. El zagalillo pagaba los humores: que tronaba…mojicón y al canto; que llovía… palos en las costillas. Y así siempre; estaba aborrecido.

Pero una mañana de perros en que la nieve subía un palmo, se le presentó un viejecito que no levantaba dos palmos del suelo. Era feo como un susto de San Antón.

Maribel.                  Continuará….

 

¡ATENCIÓN!. CAMBIO EN LA DIRECCIÓN DE CORREO ELECTRÓNICO

Si deseáis colaborar con El Eco del Isuela enviad vuestros trabajos o fotos antiguas a:

Correo electrónico:

fernandoblanca2@hotmail.com

Podéis hacernos llegar los originales, con la seguridad de que los cuidaremos

    página anterior