Pagina de inicio de Calcena

El Eco del Isuela nº 31

página 7

1 2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15 16

 

CELTÍBEROS Y ROMANOS EN VALDEPLATA

 

             En el mes de agosto, un grupo de arqueólogos visitó las minas de Valdeplata. Entre ellos se encontraba Francisco Burillo, director de las excavaciones de la ciudad celtibética de Ségeda (en Mara, comunidad de Calatayud), Salvador Rovira, arqueólogo-restaurador, experto en metalurgia, del Museo Arquológico Nacional y Gloria Pérez, arqueologa natural de Oseja y que ha realizado excavaciones en la Comarca del Aranda. Todas son personas de reconocido prestigio en su campo. El objeto de su visita fue comprobar, a través de los restos mineros, si durante el siglo II antes de Cristo, la producción de plata de las minas pudo haber sido tan importante como para sustentar económicamente las guerras entre los celtíberos y Roma. Roma desembarco en Hispania el año 218 antes de Cristo. Cuarenta años después ya habían conquistado el Valle del Ebro y el territorio del Mons Chaunus (Moncayo). En ese periodo de tiempo, el consul Graco aportó al Imperio 40.000 libras de plata y Claudio 10.000 de plata y 5.000 de oro; ¿de Calcena?.

            Acompañados por representantes de la Asociación Cultural, entraron y recogieron muestras de la mina Babila, del pozo Maestro y de algunas otras bocas, para posteriormente estudiarlas en el Museo Arqueológico de Madrid.

            De las impresiones a pie de campo, pendientes de estudio en profundidad, se desprende que los restos mineros que podemos ver proceden de final del siglo XIX, principios de XX; que en ese momento la producción de plata sería escasa; y que lo que nosotros llamamos "la fundición", fue probablemente un importante complejo hidroeléctrico, que aprovechaba

las aguas del Isuela, para producir electricidad destinada a las minas situadas a unos dos kilómetros de la carretera.

            En la Asociación Cultural consideramos que el trabajo de estos expertos puede colaborar a desentrañar la historia de Calcena (nuestra historia) y a que nuestro pueblo esté menos olvidado.

 

¿SÉGEDA? ¿Qué tiene que ver conmigo?

                Pues aunque parezca increíble, ¡sí!. Gracias a Ségeda, el año comienza en Enero.

                Cuando Roma se enteró de que una ciudad celtibérica se estaba fortificando, decidió mandar un cónsul al mando de un gran ejército. Se encontraron con un gran problema. El año romano comenzaba en marzo y era entonces cuando se nombraban los cónsules. Pero se encontraban en enero y no podían esperar. Prácticos ellos, el Senado decidió que el año comenzara en enero, y nombraron cónsul a Nobilior. A partir de entonces, el año comenzó el 1 enero. ¿No te lo crees?. Entonces, ¿porqué septiembre no es el séptimo mes, octubre el octavo, noviembre el noveno y diciembre el décimo? Por Ségeda.

 

 

*******************

 

DESCUBRIMIENTOS
ARQUEOLOGICOS EN CALCENA

 

Por segundo año, un grupo de arqueólogos de la Universidad de Zaragoza, subvencionado por la dirección General de Patrimonio de la diputación General de Aragón, ha estado trabajando en el yacimiento de Cueva Bolichera (Calcena).
Como ya ocurriera en la intervención del pasado verano, la actuación ha permitido recuperar restos humanos de una antigüedad de 2100 años antes de Cristo y un renumerado lote de restos materiales fundamentalmente cerámica de esa etapa del Calcolítico ó inicios de la Edad de Bronce. Además se han recuperado aunque fuera de su contexto original (que sigue siendo desconocido) restos líticos de aparente filiación paleolítica, concretamente del Paleolítico Superior, del mismo momento al que pertenecería un fragmento de arpón recuperado años atrás de forma incontrolada. Por el momento los directores de los trabajos tienen clara la utilización con sentido funerario de la cueva durante el Calcolítico, en tanto que la explicación de la presencia de los restos paleolíticos no resulta tan inmediata en Bolichera.
 

No obstante, el hallazgo de esos materiales avala la ocupación de estas tierras, o al menos el transito de gentes por ellas durante el Paleolítico Superior, y esta es la razón por la que este año además de la excavación se ha iniciado un trabajo de prospección en el que partiendo por el reconocimiento de algunos sitios con sensibilidad arqueológica; es decir susceptibles de contener evidencias de
ocupación o actividad humana; se pretende determinar si es verdaderamente así con el objeto de intervenir en ellos en próximos años.
Texto faciltado por Carlos Mazo, director de las excavaciones.

Paleolítico superior: periodo comprendido entre el año 35000 y el 10000 antes de Cristo.
Edad de Bronce: periodo comprendido entre los años 4000 y 2000 antes de Cristo

página anterior                                                                                   página siguiente