Pagina de inicio de Calcena

El Eco del Isuela nº 31

página 9

1 2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15 16

 

copia impresa de Internet de una Pág. del El Eco del Isuela, y que  llevaron al colegio. Su Maestro, les relató y luego entrego a todos los niños/as una copia para realizar un trabajo en clase, y ellos ese día, se sintieron protagonistas. Yo les enseñe el lugar de la herrería de Sr. José en el Salobrar y me dijeron:      

-Todavía esta el banco de piedra, pero no está la higuera.

            Mis  nietos lo pasaron muy bien, descubriendo, las bodegas y los pajares diseminados por el monte, las piedras del río y las truchas de la fuente, en la Ojosa estuvieron jugando y subiéndose a las rocas. Nosotros los mayores, por indicación de Félix, nos acomodamos en las mesas de la Ojosa y allí comimos, bajo un sol de Justicia, soportando los 35º de calor que a nosotros nos hicieron salir de allí, porque había poca sombra, y muchas avispas. Estábamos  tan  deseosos de salir de allí que a mi familia no le dieron ganas de volver al pueblo a pasar la tarde, por este mal acondicionamiento del lugar y sus incomodidades. Otra cosa seria si la chopera que hay al otro lado del cauce estuviera limpia de maleza, para poder sentarse en la hierba, pero entiendo que a lo mejor es propiedad privada, y está como está, tampoco el cauce de salida de agua reúne condiciones para coger agua con barro y avispas incluidas. Parece como, que quien realizó la obra de La Ermita de San Roque fuera a coger agua para beber pocas veces, y no sintiera el deseo de restaurar también la salida al cauce.

            La obra ha quedado muy bien pero le falta una mesa para comer a la sombra, porque en las mesas de la Ojosa hay poca, y mejorar el entorno del manantial sería quitar un peligro para evitar algún incendio.

            Sentí tener que marcharme sin haber disfrutado más tiempo con algunos  de los pocos conocidos que vamos quedando de aquellas Fiestas del Rosario tan diferentes de las de este año 2005.

            Estoy contento porque he dado a conocer a mis nietos la tierra en donde se criaron mis padres y se que alguna vez regresarán para recordar este viaje que tanto me ilusionaba.

            Desde Tarazona  Agosto 2005-08-09

                                                                                             José Mª Tejero Ubau

 

 

 

****************

 

Por su interés, creemos de interés reproducir “algunos párrafos” de un artículo publicado por José Manuel Salvador Minguillón, en la revista AZOFRA, boletín de la FUNDACIÓN GASPAR TORRENTE.

 

 

EL FUTURO DE NUESTROS PUEBLOS.

José Manuel Salvador Minguillon.

AZOFRA, año V, nº 6, mayo de 2005

            La despoblación de nuestras zonas de montaña es una de las amenazas más importantes para Aragón....

...la generación que actualmente tiene entre 20 y 30 años, es mayoritariamente urbana, sus padres dejaron los pueblos para asentarse en la ciudad y tienen la percepción del pueblo como un lugar agradable en el que descansar por vacaciones, pero también son los primeros en darse cuenta de los problemas que padece el municipio; escaso tejido social, mínima iniciativa privada, ayuntamientos anclados en planes provinciales de obras y servicios (sin más iniciativas), resignación de los vecinos, etc. Esta generación (la de los “nietos” del

pueblo) es la que tiene en sus manos aportar un poco de esperanza ante esta situación, junto con los habitantes que todavía tienen sus casas abiertas todos los días,

            Los ayuntamientos tiene que ser verdaderos motores de desarrollo para su municipio, convertirse en los motivadores del cambio a mejor. Lamentablemente, muchos ayuntamientos pequeños carecen de recursos económicos y lo que es peor, carecen de iniciativa, capacidad de innovación y movilización. Nos encontramos muchas veces con un freno importante al cambio por su inmovilismo y su incapacidad; desde luego no podemos generalizar, pero los alcaldes y los concejales deben ser los primeros en promover y facilitar la participación de los vecinos en las decisiones, escuchar las propuestas, favorecer el diálogos y la ilusión sobre el aprovechamiento de los recursos locales, en definitiva, abrir el ayuntamiento a los planteamientos de todos, porque no sobra nadie.

            Una de las claves más importantes a resolver es cómo se afronta la creación de empleo...pequeñas industrias de transformación (agrícola y ganadera)...El sector servicios es otro campo a desarrollar (hostelería, actividades turística)... También existe demanda de oficios relacionados con el día a dia como fontaneros... Profesionales que trabajan a diario desde el ordenador pueden ver en los pueblos un lugar adecuado para su trabajo...

página anterior                                                                                   página siguiente