Pagina de inicio de Calcena

El Eco del Isuela nº 32

página 12

1 2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15 16

 

allí estaban, lo que deseaban era partir de caza –y con dos o tres era pública su enemistad- en pleno sermón decía desde el púlpito con cierta sorna: “sí, ya sé que hay gente que está deseando que acabe, pero yo no tengo prisa”, y todos aguantábamos al buen mosen sin rechistar. Matías acostumbraba a coger unos cabreos impresionantes con don Ignacio porque éste, al salir de escuela por las tardes, le sustraía un perro conejero que trabajaba muy bien. Había otro ejemplar –su dueño era el padre de un sacerdote que cantó misa y que vivía en la plaza donde salía el coche de linea- que no recuerdo si cazaba o no, pero sabía cubrir a “traición” a una perra sabueso y su dueño – el médico- se lamentaba de ello, pues le reservaba un mejor novio en Purujosa.

 

            Era el curso 1965-1966. Todo ha cambiado en Calcena. Las casas ya no se caen por estar cerradas, las calles se han asfaltado pues un día que pasé por allí pude subir la pendiente de la

*******

 

En el pasado boletín nos hacíamos eco de las visita de D. Severino Aznar a Calcena, según la contaba el periodista de El Heraldo de Aragón. Según nos han contado, dicha crónica contenía errores, como el nombre del alcalde. Veamos como lo cuenta EL NOTICIERO.


EL NOTICIERO. Información regional.
Miércoles 31 de mayo de 1950
El homenaje a D. Severino Aznar el pasado jueves, día 25, seis de la tarde y después de que le fuera tributado en Tierga, con asistencia del Sr. Ministro de Educación Nacional, un gran homenaje al ilustre sociólogo D. Severino Aznar, éste, con su hija Maria Pilar y señores presidente de la Diputación Provincial, rector de la Universidad y altas personalidades se trasladaron a Calcena, donde D. Severino había estado de niño y recibido su instrucción primaria.
La villa había sido engalanada y elevados arcos triunfales. La llegada fue apoteósica y salieron a recibir a los ilustres huéspedes el Ayuntamiento, autoridades locales y vecindario en su totalidad. Tras el saludo del Sr. Alcalde, D. Severino Pérez, se procedió por éste a descubrir una lápida con el busto del ilustre sociólogo, que da su nombre a la Plaza Mayor. Luego le fue ofrecido un homenaje en el Ayuntamiento, pronunciándose elocuentes y apasionados discursos por el Alcalde, que le dio la bienvenida, y por el señor conferenciante, don Felipe Villar que puso de relieve el afecto que sentía Calcena por don Severino Aznar, figura gigante de la acción social, ganado por el espíritu del Evangelio a favor de los trabajadores y humildes, y le dio las gracias por su acción ante los poderes públicos a favor de la restauración del templo parroquial.
Seguidamente, el Ayuntamiento obsequió a don Severino y demás personalidades con una espléndida merienda. En el mismo local en que don Severino

iglesia sin miedo a resbalar. Todo ha cambiado a excepción de su paisaje. Cuando intentabas llegar hasta Oseja –siempre me pareció lejísimos- los picos parecían vigilar al caminante. Siguen allí, invitando a la excursión. Y otra cosa que seguro ya no existe: el silencio absoluto de sus calles, al menos en verano pues seguro que se rompe con el griterío de los hijos cuyos padres tuve el gusto de tener en mi clase. Ellos han crecido, hoy cuarentones, acariciando los cincuenta, en tanto que yo me aproximo a los sesenta.

            Que paséis un buen verano. No desfallezcáis en las actividades. Atizad el ingenio con vuestra revista ya que hay artículos que deben haber costado mucho conseguirlos, fotografías que da gusto mirar. yo os animo y os felicito. Para todos, mi recuerdo cariñoso.

Un abrazo,

Pedro Málaga Trigo, Maestro que fue de Calcena y ahora de Sabadell

 

aprendió las primeras letras, un grupo de niñas de las Escuelas ofreció al ilustre sociólogo un artístico pergamino.
Antes de regresar a Tierga, don Severino Aznar el molino donde vivió en Calcena. Una placa recuerda su estancia en aquel lugar.
Con esta visita de don Severino, visita que Calcena agradece en cuanta significa, terminaba una jornada de homenaje y afecto al insigne sociólogo que vino a nacer a este valle del Isuela. Corresponsal.

 

¿QUÉ HACEMOS CON EL ACEITE USADO DE COCINA?

 

RECETA DE JABÓN LÍQUIDO CASERO. Método frío.

 

Ingredientes:

. 1 litro de aceite usado –o 850 gr. de sebo y grasa.

. 5 litros de agua

. 250 gr. de sosa sólida en lentejas (concentración al 90%)

. 150 gr. de carbonato o bicarbonato sódico.

. El zumo de dos limones.

. Esencias o perfumes de pino, limón, romero, lavanda u otros

 

Preparación:

En un recipiente de plástico de tamaño suficiente y seco, colocar la sosa. Sobre ella añadir el agua y remover hasta que quede disuelta. Añadir el carbonato y remover hasta su total disolución. Colar bien el aceite y verterlo despacio en el agua sin dejar de remover. La reacción de formación del jabón es lenta; tarda entre 5 y 15 días, agilizándose si removemos de vez en cuando.  A partir del tercer día podemos usar la batidora o varilla eléctrica. Una vez terminado el proceso, para darle aspecto cremoso y homogéneo conviene calentarlo todo un poco. Es el momento de añadir el limón y cuando esté casi frío, las esencias. Remover y envasar inmediatamente.

JABÓN DE TAJO.

Ingredientes: los mismos, calculando un litro de agua por cada litro de aceite usado.

página anterior                                                                                   página siguiente