Pagina de inicio de Calcena

El Eco del Isuela nº 33

página 3

1 2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15 16

 

UNA REUNIÓN CRUCIAL. La Calcenada el primer fin de semana

            Tras concluir la V Calcenada, la Sección Deportiva de la Asociación Cultural convocó una Asamblea para debatir algunos aspectos de la última edición. 

            A la Asamblea asistieron la “mesa organizadora” de la Calcenada, la representación del Ayuntamiento, representantes de la Comisión de Fiestas 2007, vecinos y descendientes de Calcena; en total 72 personas.

            Se inició la Asamblea haciendo constar la “mesa” de la Calcenada que en esta V edición se ha notado cierto desánimo y frialdad entre los calcenarios en relación con la prueba.  Dejó claro que su única intención es trabajar por el pueblo y puso sobre la mesa dos cuestiones: ¿se sigue celebrando la Calcenada? ¿Se cambia de fecha?.

            ¿Se sigue celebrando la Calcenada? La “mesa” planteó las consecuencias de su no celebración: se perderían cinco años de esfuerzos, el trabajo y la ilusión de los voluntarios, no se marcaría el GR-260 Vuelta al Moncayo con una previsión anual de 10.000 personas recorriéndolo, se perdería el reconocimiento como prueba de interés turístico que se está negociando, perdería el albergue, todas las horas de negociación con las instituciones, la publicidad en prensa para Calcena, la concesión de las piscinas no sería rentable y probablemente no se encontraría a nadie para abrirlas, se perdería la relación con otros pueblos del Moncayo, con otras comarcas… La Asamblea por unanimidad pidió a la “mesa” que siguiera adelante con la prueba.

            ¿Se cambia de fecha? El Sr. Alcalde hizo llegar a la mesa las opiniones, a él transmitidas y la suya propia, de que la Calcenada perjudica el primer día de Fiestas, en concreto la sangría, pues los componentes de las peñas siguen en los avituallamientos o están cansados de trabajar 24 horas, con lo que no se preparan sangrías o no acuden a la Plaza Alta;  además, la gente está en la meta y no en la sangría. Está opinión fue compartida por parte de los presentes.

            La “mesa”  informó de que los últimas horas antes del comienzo de la V edición fueron “agónicas” pues personas que se habían comprometido como voluntarios no acudieron,  se había robado el material de algún avituallamiento y hubo que doblar el trabajo de algunos voluntarios para compensar las ausencias; esto, celebrándose el día antes de fiestas. Con esta experiencia, si antes podían existir dudas en la “mesa”, quedó claro que de celebrarse en otra fecha no habría voluntarios suficientes y sería inviable el llevar adelante la prueba.

            Todos ceden un poco. Tras arduas discusiones se llegó a una solución de compromiso:

la organización de la Calcenada se comprometía a adelantar el final de la prueba, se retrasaba un poco la sangría y de esta forma los voluntarios podrían acudir a la sangría. Se sometió a votación y 64 personas estuvieron a favor de esta opción y 8 en contra. Esta votación puede no tener validez legal, pero sirve de orientación del sentir popular, tanto para los organizadores, como para las instituciones y particulares que pueden conceder o denegar ayudas.

            En conclusión, en esta asamblea se decidió seguir adelante con la VI Calcenada en el primer viernes de agosto, adelantando el final de la prueba.

            La redacción del el Eco espera haber transmitido con fidelidad lo allí ocurrido; si esta no es la opinión de alguno de los lectores gustosos la publicaremos.

 

CHARLA INFORMATIVA SOBRE LA MINA DE BOROBIA.

El medio ambiente en peligro.

 

Este verano la Plataforma en Defensa del Agua y la Tierra de Borobia dio una charla informativa sobre el peligro que se cierne sobre Calcena si se pone en marca la mina de Borobia.

 

            Informaron que a partir de permisos de investigación concedidos por los municipios afectados, incluido Calcena, se ha visto la posibilidad de poner en marcha una explotación de magnesitas en la Sierra del Tablado, con un filón a cielo abierto de kilómetros de extensión que modificaría el paisaje. La necesidad de lavar el mineral llevaría a la concesión de caudales y contaminación de los mismos, afectando a las aguas

del Isuela, Manubles y Aranda. Existirían balsas de decantación que si se rompieran podrían crear desastres ecológicos como el de Aznalcollar. el polvo origina una lluvia ácida que destruye los árboles y produce enfermedades en la población. Con este panorama se llamó a la unión de todos los pueblos afectados.

            Como sabéis, representantes del ayuntamiento de Calcena y de la Asociación ya han estado presentes en algunas acciones de protesta contra la mina de Borobia

página anterior                                                                              página siguiente