Página de inicio de Calcena

El Eco del Isuela nº 34

página 12

1 2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15 16

 

EL NOTICIERO.

Domingo 23 de julio de 1933

Informaciones de la región aragonesa.

 

CALCENA. Fiesta del Sagrado Corazón de Jesús y del Catecismo

Día hermosos y deslumbrante sobremanera fue el día de San Pedro para este pueblo de Calcena. Quería honrar al Corazón de Jesús y lo hizo de maravilla ¿cómo?

Una solemne novena precedió a la fiesta y en sus tres últimos días el reverendo P. Misionero Jesús Vicente, hízonos sentidas exhortaciones hacia el conocimiento, Reparación y Amor al divino Corazón de Jesús. Joven misionero pagaba de este modo un tributo de cariño a nuestro señor párroco, primo suyo y compañero de estudios en los primeros pasos de la carrera.

En el día de la fiesta tuvo lugar a las siete de la mañana la Comunión general de niños del catecismo, acercándose al Sagrado Altar 50 niños de ambos sexos. A las diez misa solemne de Pio X, en la que se celebró el misionero. Lucieron sus galas musicales las señoritas catequistas Alicia Modrego, Asunción Torrubia, Miguel Saldaña, Rosario Ibáñez, Dioclecia Pérez y Elma Modrego, acompañadas en el armonium por nuestro señor párroco.

Y aquí viene la ilusión y entusiasmo de los pequeños y la curiosidad de los mayores. El reparto de premios y la velada catequista. ¡Qué rato más agradable pasamos bajo las bóvedas de nuestro artístico templo!

Da comienzo la velada cantando todos los niños acompañados con el armonium por nuestro incansable señor párroco, el himno “Vamos niños al sagrario”. Después de una breve pausa, rompe el silencio el niño Delfín Pérez que con atiplada voz nos recita esta poesía “La fiesta del Catecismo”. Continúa en forma dialogada un pequeño certamen de doctrina: “Las Obras Misericordia” y “Los Mandamientos”; por las niñas Concha Torrubia, María Lasheras, Alicia Ibáñez, Joaquina Pérez y los niños Ramas, Tadeo Torrubia, Cándido Navarro y Federico Royo.

Siguieron más tarde estos amenos e instructivos temas: “La Salve” poesía por la niña Hermene Torrubia; "La Catequista" por la joven Pilar Cardiel; "Mi Ofrenda" dialogo por las niñas Conchita Torrubia y Alicia Ibáñez; “La niña pobre”, por las niñas Asunción Ibáñez, Paca Pérez e Isabel Lacueva; “Sin Catecismo” por Aurora Ramas; “Importancia del Catecismo" diálogo por los niños José María Torrubia e Ignacio Pérez; por último, como ángel bajado del cielo, apareció la figura del simpático niño Severino Perez Modrego que con dulce y melodiosa voz, entonó el monólogo”Soy el Catecismo"

terminando la Fiesta del Catecismo: “Bendiga Dios, hoy, nuestra fiesta”.

Fue un rato muy divertido contemplar a los niños en el reparto de premios. Unos reían, medio llorando otros, éstos subiendo corriendo las gradas del altar y aquellos pedían camionetas y moñas. Al final ninguno quedó descontento, pues todos se llevaron su regalo correspondiente.

Es de admirar el fruto recogido en estas fiestas catequistas pues aumenta considerablemente la asistencia de niños a esta enseñanza tan necesaria en nuestros días.

Reciba desde estas columnas mi agradecimiento más sincero el P. Jesús por tan buenos ratos que en su compañía hemos pasado y una efusiva enhorabuena a D. Félix Escribano, joven sacerdote en su carrera ministerial, pero maduro y experimentado en las obras de celo.

Mi felicitación más calurosa a los niños que en estos actos han trabajado, la cual hago extensiva a los respectivos padres.

 

SENTIDA DESGRACIA

El 17 de este mes, durante las faenas de la siega, fue mordido por un burro que le destrozó la muñeca, el vecino de este pueblo D. Melchor Ubau Pérez de 66 años de edad.

Al día siguiente hubo de ser llevado a Zaragoza para curarle la herida. Deseamos que la herida no tenga importancia y que sea pronta su curación. PEDRO RAMBLAS. Corresponsal

 

Texto facilitado por Mariano Amada Cinto

 

 

 

página anterior                                                                              página siguiente