Pagina de inicio de Calcena

El Eco del Isuela nº 34

página 2

1 2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15 16

 

EDITORIALES

UN AÑO...

DURO
     Duro y triste. Hemos perdido amigos, familiares, cuya ausencia es imposible aceptar; eran demasiado jóvenes para asumir como algo natural su desaparición; demasiado próximos como para no pensar frecuentemente en ellos. Mas no podemos hacer nada; la vida es así: difícil, muy difícil. Como en las alegrías, también en las amarguras los calcenarios sabéis estar juntos; habéis sabido acompañar a los que quedan, y allí estabais todos. No podemos hacer otra cosa, sino mirar hacia delante por nosotros y por los nuestros. Sólo deciros a vosotros, a José Ignacio, a Quique, a Paco y a Toni, que formáis parte de la vida, de la memoria, de la historia de los que quedamos; que allí siempre estaréis presentes e intentaremos continuar con las ilusiones que teníais por vuestro pueblo, por Calcena. Cuando nos toque ir, desearíamos ser tan queridos como lo habéis sido vosotros. ¡Hasta luego, amigos!

 y la Administración han cambiado; la Asociación asume importantes tareas y responsabilidades, y hemos de cumplir las normas lo mejor posible. Por ello, una de las misiones de la nueva Junta directiva será, entre otras cosas, actualizar el registro de socios, que volverá a ser más teórico que real; actualizar la documentación necesaria para seguir funcionando… pero en los hechos, todo seguirá siendo igual porque: todos formareis parte de la Asociación Cultural y Deportiva “Amigos de la Villa de Calcena”.

RECORDAD QUE LA ASAMBLEA DE AGOSTO SERÁ MUY IMPORTANTE, PUES DE SUS RESULTADOS DEPENDERÁ EL FUTURO DE LA ASOCIACIÓN EN LOS AÑOS VENIDEROS.

REFLEXIONAD Y PENSAD SI SÓLOS/AS O CON VUESTROS AMIGOS/AS PODÉIS ASUMIR ALGÚN CARGO EN LA DIRECCIÓN. SERÍA BUENO PARA TODOS.

 

DE TRANSICIÓN

Para la Asociación Cultural ha sido un año de espera. En diciembre dimitió el Presidente, pero hay más cargos que han solicitado la renovación.

Afortunadamente, la sección deportiva ha seguido activa y pujante como siempre, organizando las Calcenadas y el Trial, amén de estar presente en prensa y otros muchos eventos, aunque su nombre no aparezca.

Sin embargo, se echa en falta una mayor notoriedad de las actividades culturales, aparte de las acostumbrados Días del Árbol, el presente boletín… que parecen quedarse cortos.

Ramón y Cajal decía que “no hay ideas agotadas, sino hombres agotados en sus ideas “. Es posible que las personas que desde hace años están en las sucesivas Juntas de la Asociación estén “agotadas”. Con seguridad, su vida es más complicada que hace 16 años, cuando se fundó la Asociación, y también son 16 años más viejas. Por ello, la Asamblea Anual que se ha de celebrar en agosto y donde se deben de renovar los cargos, será fundamental para el futuro de nuestra Asociación. Sería muy bueno que hombres y mujeres que nunca han estado en las distintas Juntas asumieran la dirección. Lo ideal es que sean personas afines, amigos y amigas, pues la relación y las oportunidades para reunirse siempre son más fáciles. Si llegado el momento no se presentaran candidaturas de renovación, pues… seguramente todo seguiría igual, pero no sería bueno.

ADECUARSE A LA LEY

En el momento actual hemos de adaptarnos a la nueva Ley de Asociaciones. Recordad, por ejemplo, que hace muchos años se hizo un registro de socios, más teórico que real, y por cumplir la ley en ese momento. Luego hemos funcionado con el deseo de que todos os sintierais parte de la Asociación, sin trámites y sin exclusiones. Pero los tiempos

DE ESPERANZA

Todos los años son de esperanza en que Calcena mejore cada día un poco más. Por eso estamos aquí. Para arrimar el hombro en lo que podamos. Para que los que viven en ella y los que vienen a pasar temporadas más o menos largas, estén cada vez mejor.

Calcena ha mejorado en los últimos años, pero también otros pueblos vecinos. La trayectoria vital de los pueblos es como la de las personas. Todas partimos del mismo sitio, sin diferencias, pero la vida puede discurrir como líneas paralelas o líneas divergentes. En este caso, en el día a día no nos damos cuenta, pero al cabo de los años habrá mucha separación entre los extremos y una estará arriba y otra abajo. Y son pequeñas cosas las que van separando estas “líneas de vida”.

No debemos desperdiciar oportunidades, porque otros se aprovecharán. Desde estas líneas, nos atrevemos a pedir generosidad y colaboración para cuantas ideas o proyectos surjan: ya sean del Ayuntamiento, de la Asociación, de la Comarca, de la iniciativa privada… Sin poner zancadillas en caso de no estar de acuerdo, pues seguro que algo bueno tienen y quizás dialogando se pueden mejorar y limar asperezas. Sin miedo a perder protagonismos ni afán de robarlos, pues de gente “importante” están llenas las fosas.

Y es muy importante que se llegue a comprender que, en la situación actual del pueblo, ninguna ayuda u opinión debe ser ignorada y que tan calcenarios deben sentirse los que viven el Calcena, como los que tuvieron que emigrar; ellos y sus descendientes.

 

El Eco del Isuela es una publicación de la Asociación Cultural Amigos de la Villa de Calcena. Redacción: F. Ruiz

página anterior                                                                              página siguiente