Pagina de inicio de Calcena

El Eco del Isuela nº 34

página 3

1 2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15 16

 

 AMIGOS PARA TODA LA VIDA

Era finales de los 70, hace ya la friolera de 30 años. Mis amigos Quique, Carlos, Loren, Javi, Luisito, Pablo, y yo teníamos entre 13 y 16 años. Nos habíamos consolidado como cuadrilla después de muchos años viviendo ó veraneando en Calcena. Solo pensábamos en juerga y pasárnoslo bien, las chicas se habían incorporado a nuestras vidas recientemente, aunque existían, hasta entonces habían pasado desapercibidas.
Cada año era una preocupación conseguir un local para hacer la peña. Desde el primer intento, en las cuadras de mi casa, donde volvíamos loco a mi paciente padre, pasamos por la bodega de Sergio, la actual casa de Pablo José, en el callejón, para finalmente establecernos durante años en la casa del cortijo, la actual casa de José Luis y Pili. Por cierto, Pili hace poco me reconoció que haber sido el local de su peña fue fundamental a la hora de elegir la casa, tal vez no sea una coincidencia que también Pablo ocupe la una casa que fue nuestra peña.
Un buen día, nos citó Paco “el policía”. Llevaba años participando en la organización de las fiestas, junto con sus amigos y quería que se produjese el lógico relevo generacional, tenían 10 ó 12 años más que nosotros y se cansaban de organizar las fiestas en solitario. Nos ofreció su ayuda y su experiencia..
Cogimos el testigo. Cuatro ó cinco meses antes de las fiestas, nos citó en Zaragoza, en el bar “El Angel Azul”, C/ Blancas. En dicho local se reunían artistas y representantes, con los que era necesario contactar para contratar el plato fuerte de las fiestas, las orquestas.
Recuerdo los regateos con “Gonzalini” nuestro representante habitual, para conseguir reducir el precio a la mitad, entonces serían unas 400.000 pesetas por cinco días de orquesta. Sabíamos que de lunes a miércoles eran nuestras bazas, no tenían demanda y al incluirlas en el lote, conseguimos reducir el precio del fín de semana, donde cualquier pueblo les pagaba a las orquestas el doble que nosotros.
Paco nos aleccionó en este sentido y también nos dijo que Gonzalini en este mundillo se movía bien, era asequible en los precios y tenía la suficiente formalidad para no dejarnos tirados; la famosa relación calidad precio. Con los años comprobamos que algunas orquestas dejaron tirado a Gonzalini, pero este siempre conseguía otra, aunque a veces el nivel era bajo, Calcena nunca se quedaba sin orquesta. Es más, casi todos los años conseguíamos llevar al menos un día, al famoso “FAUSTO ESPAÑOL” que tenía muy buena acogida y era una garantía de éxito.
Estuvimos a punto de tirar la toalla cuando llegó el viernes víspera de las fiestas y nos tocó una de las labores más ingratas de la comisión: había que ir casa por casa requiriendo la aportación de los vecinos. A las primeras casa que acudimos nos llevamos

un gran desplante, nos achacaban discrepancias entre los vecinos y el Ayuntamiento, y nos convertimos en el paño de lágrimas de las casas donde íbamos. No estábamos dispuestos a asumirlo, y nos fuimos a casa. Tuvieron que venir Javier, Paco y Alejandro a buscarnos y nos acompañaron hasta que aprendimos a capear el temporal. Enseguida nos dimos cuanta que salvo excepciones, la gente nos acogía bien, e incluso quien no lo hacía, terminaba capitulando por no quedar mal ante los demás vecinos.
Fueron unos años, en los que se fueron introduciendo “innovaciones” como el bono, elaborado con recortes de cartulina y una imprenta manual (idea de Carlos y Quique), el programa de fiestas escrito a maquina, en un folio y fotocopiado donde podíamos, si era gratis mejor, había que optimizar recursos, el presupuesto era escaso. Aun no habíamos descubierto la lotería y los bingos.
Pasito a pasito se fue gestando lo que actualmente es la ya consolidada COMISIÓN DE FIESTAS, que es la envidia de los pueblos vecinos.
Quiero recordar en estas líneas a todos mis amigos, especialmente a Quique y Paco; ha sido un año muy duro, pero nos superaremos y seguiremos en la brecha, por vosotros.
A lo largo de los años, he tenido muchos amigos, pero curiosamente, los de Calcena, son PARA TODA LA VIDA.
José Luis Royo.

A TODOS VOSOTROS

· Haz del presente tu amigo y aliado; no tu enemigo.

· Establece tu residencia habitual en el "ahora".

· Lo único que tienes que hacer es aceptar plenamente este momento; entonces puedes estar cómodo en el aquí y el ahora

· Permanece a gusto contigo mismo; todo es insignificante. La vida es un juego, la vida es un viaje.

Antonio Tena

Gracias, Toni

 

SANTIAGO RAMÓN Y CAJAL

* "¿No tienes enemigos? ¿Es que jamás dijiste la verdad
por casa requiriendo la aportación de los vecinos. A las
o jamás amaste la justicia?

* "Nos desdeñamos u odiamos porque no nos comprendemos; porque no nos tomamos el trabajo de estudiarnos"

* "Nada me inspira más veneración y asombro que un anciano que sabe cambiar de opinión"

 

página anterior                                                                              página siguiente