Pagina de inicio de Calcena

El Eco del Isuela nº 4

página 6

1 2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13  

 

CALCENA Y EL MEDIO AMBIENTE

            "Todo individuo tiene derecho a un medio ambiente capaz degenerar el más alto nivel obtenible de salud y bienestar y todo individuo tiene la responsabilidad de contribuir a la protección del medio ambiente en interés de su propia salud y de los demás".

                        Por fortuna, en Calcena, no tenemos grandes problemas con el medio ambiente. Nuestro pueblo es un precioso rincón donde respirar es agradable y cuyos manantiales todavía nos quitan la sed y nos alivian de los rigores del verano.

             Sin embargo, la pregunta que nos debemos hacer es: ¿hasta cuando?. Voy a explicar el porqué. Vengo observando que durante el verano se van acumulando basuras en lugares poco idóneos. La   Fuente de la Ojosa, a la que a todos nos gusta ir a merendar o a tomar una gaseosa de papeleta, se va llenando  de papeles, restos variados de comida y lo que es peor,

 

de plásticos y latas que pasan a formar parte del paisaje y no dicen mucho en favor de quienes los arrojan.

             En las cunetas de las carreteras encontramos diseminados frigoríficos, lavadoras y toda suerte de electrodomésticos inservibles que a modo de extraña vegetación, se intercalan entre chaparros, espliegos y aliagas.

             Los barrancos ocasionalmente se ven convertidos en basureros receptores de cajas, botellas vacías, plásticos y otros residuos que además de impedir el libre paso del agua en épocas de lluvia, quedan allí para siempre porque no se degradan, aunque testimonien el pobre espíritu cívico de los que violentan de tal manera nuestros paisajes.

             La Fuente del Pueblo, testigo mudo de bailes y encuentros entre mozos y mozas cuando éstas bajaban cada tarde, antaño ya, a buscar agua y el novio las acechaba para poder

 

 

 

 

página anterior                                                                                    página siguiente