Pagina de inicio de Calcena

El Eco del Isuela nº 4

página 7

1 2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13  

 

cruzar con ellas unas cuantas palabras. Nuestra fuente, cuya agua ha mitigado la sed y limpiado el sudor de los segadores. Que ha escuchado tantas risas de niños que jugaban a cruzar la desaparecida barra. Que ha visto, siempre callada y discreta, a todos los viajeros del coche de línea en cuya baca se amontonaban con las viejas maletas de cartón, tantas ilusiones y   tristezas... ¿Por qué tiene que ver sus aguas contaminadas? ¿Por qué ha de verse sucia si ha sido mimada y respeta por nuestros ancestros durante cientos de   años?.

             Pero no quiero ser pesimista en exceso, quizá porque creo "a pies juntillas" en aquella sabia máxima que dice que "rectificar es de sabios". Mi reflexión pues, me lleva a plantearme las siguientes cuestiones: ¿Queremos mantener la belleza de nuestros parajes? ¿Qué podemos hacer para conseguirlo?. Lo primero, tomar conciencia de que nuestros antepasados, durante siglos, ha cuidado su tierra y nos la han dejado en depósito para generaciones venideras. Debemos cambiar el entorno para mejorarlo, para disfrutarlo, nunca para destruirlo

      Intentemos hacer la menos basura posible (cuidado con los plásticos y las latas que se degradan con mucha dificultad).

      Tiremos la basura donde fije el Ayuntamiento (en zonas de suelo impermeable donde los residuos no puedan contaminar las aguas subterráneas) y nunca en las cunetas, al lado del río, en barrancos o esparcidas por el suelo cuando vayamos a comer al campo.

      En fin, vuestra razón y el cariño por el pueblo os irán diciendo lo que podéis hacer.

      Ojala nuestros hijos y los hijos de sus hijos disfruten de nuestro pequeño rincón del Moncayo. Todavía estamos a tiempo. Quizá dentro de poco sea ya tarde.

      Aprovecho esta ocasión, para mandaros a todos, desde estas lejanas tierras andaluzas, mi más cordial saludo. Tal vez la distancia que me separa de mi tierra sea lo que hace mantener mi espíritu tan cercano a Calcena.

Inmaculada Valdepérez

Arahal (Sevilla)

4 de marzo de 1.993  

 

  

   

página anterior                                                                                           página siguiente   

 

n  CALCENA       

Expertos de toda España harán un código para                    visitar cuevas

Jornadas de Ecología Subterránea, “in situ”, para espeleólogos

R . M.      

Zaragoza

 Espeleólogos de toda España han sido invitados a participar en las Jornadas de Ecología Subterránea que se van a desarrollar en Calcena los días 19, 20 y 21 de marzo y ha organizado la Asociación de Espeleólogos de Canfranc (Adec). El objetivo de este encuentro es estudiar medidas para preservar las cuevas naturales del expolio y el deterioro

El programa incluye conferencias, proyecciones, excursiones y debates, en un marco natural que cuenta con Cueva Honda (habitada por el hombre prehistórico) y Cueva Hermosa, junto a los desfiladeros en los que anidan aves rapaces. Las conferencias versarán acerca del hombre de Neardenthal en la Península Ibérica, Ética del deporte y la investigación en el mundo subterráneo y Bioespeleología y conservación de cavidades.

Según explicó a este diario el ecologista y miembro de Adec Jesús Vallés, las jornadas surgieron de la preocupación por el deterioro de las cuevas de fácil acceso, en las que los visitantes sin escrúpulos rompen estalactitas y formaciones rocosas.  Asimismo, según Vallés, existen municipios que utilizan las cuevas naturales como basureros, y hay espeleólogos que abandonan material de iluminación de recambio dentro de las propias cuevas. n

 

página siguiente                                                                              página siguiente