Pagina de inicio de Calcena

El Eco del Isuela nº 4

página 8

1 2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13  

 

LAS CAMPANAS DE   MI PUEBLO

 

      Las campanas de mi pueblo están mudas. Las campanas de Calcena no suenan. Las campanas de mi pueblo esperan callada, sentadas en el suelo. Las campanas de mi pueblo tienen torre, pero no pueden tañer. Todas las campanas nacieron para tocar. Las campanas de mi pueblo nacieron para dejarse oír. Y quieren hablar, y llamar, y llamar, y avisar, y recordar fechas, y celebraciones, y convocar a fiesta, y llorar ausencias y despedir a los muertos.

 

                      " Las campanas de mi pueblo                        

                        Sí que me quieren de veras;

                        tocaron cuando nací,

                        lloraran cuando me muera "

 

      Campanas de Calcena volved a sonar. Campanas de Calcena volved a llamar. Campanas de Calcena volved a alegrar. Campanas de Calcena volved a llorar. ¿ Quién hará sonar las campanas de mi pueblo ?.

 

      Iglesia y Torre de mi pueblo que han lavado tu traje bordado de teja y ladrillo y has estrenado sombrero, como de fieltro bonito. Torre de mi pueblo de escalera de piedra vieja y hierro nuevo. Torre de mi pueblo a la que le falta el latido del corazón, su vida y su voz.

 

      En la torre de mi pueblo nacieron las campanas. Allí fueron fundidas. Las campanas llevan el sudor de nuestros antepasados, con las monedas de plata que aportaban a la fundición del bronce, para hacer más vibrante y sonoro su cantar.

 

      Las actuales campanas de Calcena son 4 y sin duda sustitutas de anteriores que el tiempo, el uso y los cambios del clima quebraron. La mayor fue fundida en el año 1880 y lleva una inscripción que se lee " Sta. María-  S. José- Sta. Bárbara. " en latín. La de  bandeo, que en los días de fiestas, los mozos dejaban encanada, fue fundida por los oficiales Antonio y Alberto Velasco en 1882, siendo párroco D. Angel Somnier y alcalde D. Angel Mediel. La denominada de la " Santa " pone : "Sta. Constancia ora pro nobis" y fue fundida en el mismo año de 1882. La otra fue hecha por Simón Cuesta en 1781 y lleva por titulares a Jesús, María y José. El campanillo proviene de la ermita de S. Miguel, a quien está dedicado y fue fundido en 1555.

 

      Las campanas de mi pueblo saben tocar bien, saben cantar bien. Las campanas de mi pueblo tocaban a "nublo" y a "fuego", y a misa, y a  vísperas, a difuntos y fiestas.

 

     

página anterior                                                                        página siguiente