Pagina de inicio de Calcena

El Eco del Isuela nº 6

página 11

1 2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15  

 

En esta página os mostramos la Carta al Director "Calcena y el incendio del Moncayo", remitida por la Asociación Cultural y publicada en el Heraldo  y en el Periódico de Aragón. Así mismo reproducimos otra titulada "Es normal..." y firmada por V.L. Aunque desconocemos la identidad del firmante, creemos de interés su conocimiento.

 

Calcena y el incendio del Moncayo

 

Señor Director:

Nos dirigimos a usted como Asociación Cultural Amigos de la Villa de Calcena con el fin de comentar algunas de las informaciones que han aparecido estos días en los medios de comunicación, en relación al importantísimo incendio dela zona del Moncayo, y en concreto en el término municipal de nuestro pueblo, Calcena.

Pensamos que al denominar como monte bajo y matorral toda la superficie quemada que no fuera pino, se ha infravalorado e ignorado la “riqueza ecológica” que el bosque autóctono posee y que, en nuestra opinión supera la posible rentabilidad del pino de repoblación. En concreto en Calcena, se han consumido bajos las llamas unas 1.500 hectáreas, gran parte d las cuales estaban constituidas por encinas, robles, sabinas y enebros; en el barranco de la Covachuela se ha visto afectada una de las más importantes colonias de buitre leonado que tenemos en Aragón, así como alimoches, otras rapaces... Por todo ello opinamos que la zona sureste del Moncayo debería ser incluida en el parque natural para beneficiarse de las medidas de protección del ecosistema y desarrollo económico que ello implica. Lo contrario sería despreciar la importancia de nuestros bosques. Pensamos que dadas las limitadas posibilidades económicas de la zona, los municipios afectados deberían ser ayudados por el Estado. De todas maneras y a pesar de las importantes pérdidas, tanto en Calcena, como en el resto de pueblos dañados, quedan muchas bellezas artísticas y naturales que, todos juntos, debemos desarrollar y cuidar. Por último, no nos queda sino agradecer su esfuerzo a los voluntarios venidos de otros pueblos de la zona del Moncayo, castellano y aragoneses, e incluso de Zaragoza capital, brigadas de extinción, bomberos, Guardia Civil y Ejército, aunque hubiéramos deseado que su dedicación se hubiera visto correspondida por una mejor coordinación, prevención y medios materiales. — 

 

Asociación Cultural Amigos de la Villa de Calcena. Calcena (ZARAGOZA)

6 DE OCTUBRE DE 1993

MIERCOLES

HERALDO DE ARAGON

 

 

 

nadie. Por eso decimos que las autoridades lo que no pueden  hacer a estos irresponsables es: construirles un monumento o darles un diploma por incendiarios, ni tampoco pasar la mano por alto como suele ocurrir con algunas denuncias presentadas por los agentes de la conservación de la naturaleza y medio ambiente, ya que algunas van a parar a la papelera. porque la persona que ha sido denunciada tiene un primo en la DGA o un amigo ingeniero, etcétera. Creemos que es urgente educar o enseñar a estos incendiarios cómo se debe estar y comportar en el campo y sobre todo al hacer fuego donde hay peligro de incendio. La única forma de educar y enseñar es rascando bien los bolsillos. Que se haga justicia seca y sana sobre ellos.

 V .  L .

 

 

n Es normal..

Señor director:

Que vecinos de Calcena y Purunjosa... familiares y amigos del causante de esta catástrofe ecológica tan enorme, producida a causa del gran incendio declarado los pasados días 12, 13 y 14 de septiembre en las proximidades a la dehesa del Moncayo, exculpen y pidan clemencia a las autoridades a la hora de hacer justicia contra este señor.

Nosotros pensamos que las autoridades deben actuar duro contra estos incendiarios, puesto que gracias a sus descuidos e imprudencias. y por no tomar las medidas necesarias a la hora de hacer fuego en el campo, están asolando la naturaleza, aunque a estos imprudentes les da igual que se quemen los bosques. que haya desastres ecológicos, a éstos no les importa nada de nada ni de

 

 

página anterior                                                                                     página siguiente