Pagina de inicio de Calcena

El Eco del Isuela nº 6

página 5

1 2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15  

 

¿ REQUIEM O ALELUYA POR CALCENA ?

 

        Si nos atenemos a los datos demográficos desde principios de este siglo, éstos no pueden ser más desalentadores; no nos llevan a pensar otra cosa que no sea el interrogante del encabezamiento, en el que una gran mayoría estareís de acuerdo conmigo: la Villa de Calcena en la primera década del siglo XXI habrá desaparecido o casi, al menos como población de residentes, tanto de hecho, como de derecho. Ahí están estos datos tan escalofriantes: año 1901: 1200 habitantes y 300 viviendas; año 1950: 950 hab. y 250 viviendas; año 1970: 350 hab. de derecho y 250 de hecho y por último, año 1992-93: 100-105 hab. de derecho y 60-70 de hecho, con unas 140 viviendas de las que en estos momentos sólo se habitan durante todo el año una 25-30. Si se razona que por término medio se irán deshabitando 2-3 viviendas al año, se puede calcular con poco margen de error los años de vida que le quedan a nuestro pueblo.

 

 

?  

 

   ?

 

?

 

        Muchos sabeís de mi interés, de mi añoranza y de mi amor por nuestro pueblo, pero razonando y teniendo los pies en el suelo ¿se puede pensar en otra cosa que no sea un requiem por Calcena?.

 

        No querría ser pesimista, en absoluto; pero ¿podemos hacer algo entre los hijos de Calcena, los hijos de los hijos y todas aquellas personas que les gusta y se asientan en nuestro pueblo?, o ¿tal vez es demasiado tarde?. Yo creo que deberíamos intentarlo entre todos, antes de ver cómo se nos muere, que es tanto como ver desaparecer nuestra cuna y nuestras raíces (triste cosa es ésta para los que vivimos. ¡Válgame Dios!).

 

 

        Yo invito a través de este Boletín, junto con los responsables de la Asociación Cultural (el Ayuntamiento ya está poniendo todo el empeño que puede en ello), a que este mismo verano, si no antes, tengamos reuniones y estudiemos fórmulas y propuestas. Especialmente a los jóvenes, hombres y mujeres, para que den la cara y no se "escaqueen", ya que al hacerlo son ellos los más perjudicados, puesto que tienen toda una larga vida por delante para poder disfrutar del privilegio de tener un pueblo extraordinariamente agraciado por la naturaleza. Intentar, al menos intentar, que podamos exclamar un ¡aleluya! por Calcena. Vamos pués a intentarlo entre todos.

 

            Yo os voy a proponer los siguientes temas a estudio (otros podreís proponer más): agrícola y ganadero, forestal, turismo, núcleo urbano, tradiciones y costumbres.

   

página anterior                                                                       continúa en la página siguiente