Pagina de inicio de Calcena

El Eco del Isuela nº 9

página 8

1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11  

 

A las ocho, otra vez

a Pilatos volvísteis,

y propuesto a Barrabás

Jesús entonces os vísteis.

 

A las nueve, seis verdugos

os azotan inhumanos

y para ello a una columna

os atan de pies y manos.

 

A las diez, duras espinas

coronan vuestra cabeza,

espinas que con vuestras sienes

clavan con toda la fuerza.

 

Cuando a las once os cargan

una cruz de enorme peso,

entonces veo, mi Dios

cuanto pesan mis excesos.

 

A las doce, entre ladrones

Jesús os veo clavado

y se alienta mi esperanza

viendo a uno perdonado.

 

Es la una y encomiendas

a Juan tu querida Madre

y luego pides perdón

por nosotros a tu Padre.

 

A las dos, otra vez hablas

sediento como Israel

y al punto te mortifican

con el vinagre y la hiel.

A las tres, gritas y dices:

ya está todo concluído,

mueres y llora tu muerte

todo el mundo entristecido.

 

A las cuatro, una lanzada

penetra en vuestro costado

donde corre sangre y agua

para lavar mi pecado.

 

A las cinco, de la cruz

os bajan hombres piadosos

y en brazos de vuestra Madre

os adoran fervorosos.

 

A las seis, con gran piedad

presente también María

entierran vuestro cadáver

y ella queda en agonía.

 

Vos soís hijo, tierra Madre

yo sin Padre, Madre amada,

en vos mi esperanza fundo

pues quedaís por mí abogada.

 

El reloj ha concluído

sólo resta, pecador

que despiertes a sus golpes

y adores al redentor.

-El Eco del Isuela nº 10 Página 12  (Agosto  95)  "Música de las letrillas del pecador arrepentido"

* Costumbres Aragonesas. Antonio Beltrán. Editorial Everest. Leon 1984. Pág.: 258.

  

Las imágenes forman parte de nuestra historia. Si tienes fotos antíguas nos gustaría publicarlas en "El Eco del Isuela". Se garantiza cuidarlas y devolverlas.

 

 

  

   

página anterior                                                                                       página siguiente