Calcena La Cara Oculta del Moncayo

Parque Natural del Moncayo.

El Parque natural del Moncayo es un espacio natural protegido situado en la provincia de Zaragoza, en su límite con la provincia de Soria, ocupando parte de las comarcas de Aranda, Campo de Borja y Tarazona y el Moncayo. Se asienta en las laderas del Moncayo, el “Monte Cano”, admirado y venerado desde épocas pasadas, que con sus 2.315 metros de altura es la máxima elevación del Sistema Ibérico. Se distribuye entre los términos municipales de Añón, Calcena, Litago, Lituénigo, Purujosa, San Martín de la Virgen de Moncayo, Talamantes, Tarazona y Trasmoz. Tiene una extensión de 11.144 ha. La altitud oscila entre los 600 m. del río Huecha y los 2 315 m. en la cumbre del cerro de San Miguel. Si nos fijamos en la latitud en que se encuentra el macizo cabría encuadrarlo en plena región mediterránea, cuya característica principal es la de presentar un clima con un acusado período de sequía estival al coincidir en el verano las máximas temperaturas con las mínimas precipitaciones. La vegetación mediterránea, en consecuencia, está dominada por plantas adaptadas para soportar este "stress" hídrico anual. Sin embargo, debido a su altitud y, sobre todo, a su privilegiada situación, el Moncayo intercepta buena parte de los frentes nubosos que, procedentes del Atlántico, se encauzan por el valle del Ebro. Esta circunstancia, conduce a la descarga de generosas precipitaciones en el macizo que goza así de un microclima especialmente húmedo. Como reflejo del mismo aparecen formaciones vegetales propias de los climas más templados y lluviosos del norte de España y centroeuropa. Por todo ello, el Moncayo es, en buena medida, una "isla atlántica" enclavada en un ambiente natural mediterráneo.

La vertiente norte, más fría y húmeda, en la que pasear por sus caminos es asombrarse ante pisos de vegetación tan diversos como robledales, hayedos y pinares, hasta alcanzar las cumbres. Desde éstas contemplaremos una espectacular panorámica, que en días claros alcanza los Pirineos o los sistemas Ibérico y Central.

La cara sur donde se encuentra Calcena, tambien llamada "La cara oculta del Moncayo", es la menos conocida a pesar del encanto mediterráneo de sus muelas calcáreas, cuevas, peñas y barrancos. Su variada biodiversidad ha permitido que prospere una fauna igualmente rica, destacando el grupo de aves, con más de 100 especies observadas y catalogadas.

El Parque Natural del Moncayo establecido por Real Decreto de 27 de octubre de 1978, tiene como principal finalidad la salvaguarda de estos recursos naturales de elevado valor paisajístico y ecológico.

 

 

Usa nuestro buscador para consultar mas información sobre este tema en nuestra web

Asociación Cultural "Amigos de la Villa de Calcena"